¿Cómo afrontar una mudanza durante el embarazo?

Así debes afrontar una mudanza en el embarazo

Fuente || Freepik

El embarazo es una etapa repleta de cambios en la vida de una mujer. Por tanto, si estás planificando una mudanza durante estos meses, puede resultar bastante complicado si no se organiza de forma adecuada. Con la llegada de un nuevo miembro en la familia, muchas parejas se ven en el obligación de cambiar de casa para ganar más espacio. Por ello, afrontar una mudanza durante el embarazo es una situación bastante común.

Sin embargo, con una buena planificación, es posible aprovechar los nueve meses de embarazo para escoger un nuevo domicilio y reformarlo si es necesario. Para ello, lo primero será elegir inmobiliaria para vender casa y después seleccionar el nuevo hogar en función de las necesidades familiares.

Los mejores consejos para realizar una mudanza en el embarazo

¿Estás esperando un bebé y tienes en mente cambiar de casa? Descubre, a continuación, algunas claves que te ayudarán a afrontar una mudanza durante el embarazo.

Calcula las fechas

Este consejo es fundamental dado que no es lo mismo planear una mudanza durante el primer trimestre y una vez instalados planificar la llegada del bebé que tener que hacerlo durante los últimos meses de gestación.


Por ello, si tienes la posibilidad, siempre será mejor vender tu casa y hacer la mudanza al principio, durante los primeros meses del embarazo. En esta primera fase, te encontrarás más ágil y menos cansada.

Aunque el segundo trimestre sea físicamente el mejor para afrontar la mudanza, en esta época sentirás la necesidad de empezar a diseñar y decorar la habitación del bebé. Y es que, cuando llegue el pequeño, deberás tener todos los muebles y utensilios para poder cuidarlo como necesita.

Pide ayuda a familiares y amigos

Si trabajas, estás embarazada y, además, tienes por delante un cambio de casa, es probable que te veas incapaz de sacar todo adelante. Por ello, otro consejo es que pidas ayuda a tus familiares y amigos más cercanos para hacer la mudanza y acondicionar la casa.

Tómate tus descansos

En el embarazo, es normal sentirse algo más cansada y fatigada. Por ello, tanto en los preparativos previos como en el día de la mudanza o ya instalados en la nueva casa, cuando sientas un poco de fatiga, párate y descansa. Es importante que te des tiempo para que tu cuerpo se recupere y tenga más energía para retomar la actividad. Por tanto, haz las tareas cuando realmente te sientas con fuerzas.

Ten el móvil siempre a mano

Si estás llevando cosas, guardando y colocando cosas, puedes sufrir pequeños accidentes.  Como, por ejemplo, que se te caiga algo y no puedas moverte o te dé un pequeño mareo. Por ello, es conveniente que siempre lleves el móvil en el bolso, colgado o cerca de ti. Así, en caso de que necesites ayuda, puedas llamar inmediatamente para que tu pareja, un amigo o familiar te ayude.

Dirige y organiza, pero no cargues peso

Tanto si has contratado una empresa de mudanzas como si son amigos y familiares los que te van a ayudar con el cambio de casa, algo a tener en cuenta es que debes evitar cargar peso. Puedes encargarte de organizar la mudanza y planificar lo que vas a guardar y transportar al nuevo hogar.

Hay muchas tareas que puedes realizar durante una mudanza sin necesidad de poner en riesgo tu embarazo. Desde poner énfasis en los bultos que requieran más cuidado, rotular las cajas que vayan quedando completas y precintarlas, entre otras muchas cosas.

La mudanza es un momento de mucho estrés para cualquier persona. Pero, si estás embarazada, no te olvides de invertir tiempo en ti, de cuidar tu cuerpo y de procurar en todo momento tu bienestar físico y emocional durante estos meses.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2021 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account