Riesgos y beneficios de tener un gato en el embarazo

Todas las mujeres que conviven con un gato pasan por ese momento terrible en el que escuchan a alguien recomendarles que se deshagan de su mascota para evitar problemas a su bebé. Deja ya de sentirte mal, sobre los felinos y las embarazadas se han creado muchos mitos falsos que vamos a desmontar explicándote los verdaderos riesgos y beneficios de tener un gato en el embarazo.

Beneficios de tener un gato embarazada

Sharabura || Shutterstock


El objetivo no es motivarte para adoptar uno de estos deliciosos animalitos justo en este momento, ¡bastantes cambios a los que adaptarte estás viviendo! Pero sí queremos tranquilizar a las embarazadas que tienen un gato en casa. ¿Sabías que las protectoras de animales confirman que el mayor porcentaje de gatos abandonados se produce por el embarazo de sus propietarias? Seguro que vamos a evitar muchos después de contar los riesgos y ventajas de tener un gato embarazada.

Riesgos y ventajas de tener un gato embarazada

Por encima y a distancia de cualquier otro temor, hay una palabra clave para entender por qué los gatos se consideran peligrosos durante el embarazo, la toxoplasmosis. Esta enfermedad leve, producida por un parásito del que el gato puede ser portador, tiene efectos muy serios sobre el niño que se está desarrollando, especialmente si se adquiere durante el primer trimestre del embarazo.

En este momento, sobre este peligro sólo queremos centrarnos en lo que se relaciona con su transmisión por los gatos. Bien, pues las posibilidades de adquirir esta enfermedad por contagio del gato son prácticamente nulas, más si se siguen unas básicas medidas higiénicas. Desmontado el considerado principal riesgo de tener gato embarazada, estos son los otros que se suelen citar:

  • Su pelo puede generarte una enfermedad respiratoria a ti o posteriormente a tu hijo. Sólo las personas alérgicas al pelo de gato sufren problemas de asma o ahogos estando cerca de ellos. Es es uno de los principales problemas al compatibilizar el embarazo y las mascotas.
  • Los gatos son agresivos y celosos con los bebés. Lejos de esta idea, quienes conocen el comportamiento de estos felinos saben que su independencia es la mejor garantía de tranquilidad. Es más, no hay documentados ataques de gatos a bebés en sus casas, pues su instinto es alejarse en caso de que no les guste algo.
  • Son sucios y eso no es bueno para tu embarazo. ¡Imposible imaginar una mascota más limpia! En condiciones normales, son exquisitos en sus cuidados higiénicos personales y muy discretos con sus momentos de intimidad.

Ventajas de tener un gato embarazada

AnnaGorbenko || Shutterstock

Estas son las pegas que suelen comentar quienes realmente no conocen el mundo felino y desconocen los beneficios de tener un gato en el embarazo. Pero existen muchas más afirmaciones o más bien mitos sobre los gatos y el embarazo que debes dejar de creer.

Beneficios de tener un gato embarazada

Si ya llevas años compartiendo tu vida con uno de estos delicados y preciosos animales, seguro que tienes alguna aportación propia a esta lista de ventajas de tener un gato embarazada. El principal es que cada vez hay más estudios que demuestran la influencia positiva en el bienestar emocional y psicológico de sus acompañantes. Sólo por destacar otras de las ventajas de tener un gato estando embarazada y las más evidentes:

  • Su ronroneo tiene un efecto relajante sobre quienes lo comparten. Durante el embarazo, ese ronroneo se va a incrementar, ayudándote a rebajar tu ansiedad y proporcionando bienestar a tu bebé.
  • Los gatos tienen un fuerte instinto protector innato sobre sus seres queridos. En estos meses, vas a notar como cuida de ti. Aumentará sus gestos cariñosos, buscando darte cobijo y proporcionando calor al pequeño al tumbarse sobre tu barriga.
  • Son una excelente compañía. Puede que tengas que pasar más tiempo sola en casa durante el embarazo. Con tu gato te sentirás en todo momento acompañada.
  • Se les considera uno de los mejores tratamientos antidepresivos. Tienen una especial intuición para detectar cuándo estás triste y actuar para levantar tu ánimo.

En la comparación entre los riesgos y beneficios de tener un gato en el embarazo, claramente se ve que tienen más peso las ventajas. ¡Disfruta de tu gato sin reservas!

¿Mi gato puede saber que estoy embarazada?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Periodista, editora y correctora con amplia experiencia tanto en medios impresos como en medios digitales sobre múltiples temáticas, entre la que destaca la maternidad. Soy escritora de relatos cortos y me apasiona la lectura, la música clásica y el cine.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account