Síntomas de un embarazo psicológico

En muchas ocasiones, el incontrolable deseo de ser madre o el miedo excesivo a quedar embarazada, puede hacer que una mujer desarrolle un embarazo psicológicotambién conocido como embarazo utópico o embarazo imaginario. Este "falso embarazo" no solo afecta a nivel emocional, sino también físico, ya que el cuerpo empieza a experimentar unos cambios muy parecidos a los que se producen durante un embarazo normal. Además, se ha demostrado que los síntomas de un embarazo psicológico son también similares a los síntomas del embarazo habituales. La mujer podría tener náuseas y vómitos durante unos días y aumentar de peso, tal como sucede en una gestación corriente.


Por mucho que te sorprenda, un embarazo psicológico puede presentar otros síntomas, como los que detallamos a continuación:

  • Amenorrea o ausencia de la menstruación: una de las primeras señales del embarazo es la falta de la menstruación, y los mismo sucede en un embarazo utópico. El cerebro produce una disminución de las hormonas que estimulan la ovulación femenina, de manera que podemos confirmar que un embarazo psicológico puede retrasar la menstruación para sorpresa de muchos.
  • Náuseas matutinas, vómitos y mareos durante unos días, además de las típicas molestias del embarazo, como acidez de estómago, dolor de cabeza o sensación de pesadez en las piernas.
  • Aumento del tamaño de la barriga: aunque esto podría ocurrir unos meses después de ser diagnosticado, lo cierto es que un embarazo psicológico puede hacer crecer la barriga, provocando la distensión de los músculos del abdomen y modificando la postura de la mujer. No obstante, una de las diferencias con el embarazo real es que no se produce inversión de ombligo, por lo que conviene observarlo.
  • Sensación subjetiva de movimientos fetales: la mujer con un embarazo psicológico podría notar "falsas pataditas" en su vientre..
  • Ablandamiento del cuello uterino.
  • Cambios en los pechos: es habitual que un embarazo utópico modifique las glándulas mamarias, que podrían incluso llegar a segregar leche y calostro.

¿Cómo sé si tengo un embarazo psicológico?

¿Cómo sé si tengo un embarazo psicológico?

La mejor forma de saber si tienes un embarazo psicológico es acudir al médico para que te realice una ecografía o una prueba de embarazo en sangre, es decir, una analítica de sangre y no de orina. Solo así podrás confirmar o descartar el embarazo psicológico. De nada servirá experimentar síntomas o cambios que puedan hacerte pensar que estás embarazada.

En el caso de que te diagnostiquen un embarazo imaginario, lo probable es que tu médico te aconseje acudir a terapias, individuales o grupales, que te ayudarán a superar este trastorno psicológico. Busca apoyo en tus amigos y familiares y comparte con ellos tus emociones.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

Vídeo

Dr. Francisco Donat Catedrático de Enfermería Materno Infantil
Estudié Periodismo porque lo mío era contar historias y formo parte del equipo de redacción de Elembarazo.net desde 2015. Ahora, dedico una parte de mi vida profesional a investigar y escribir sobre todo lo que envuelve al mundo de la maternidad, la dulce espera y la llegada del recién nacido.

Además, cuento con más de cinco años de experiencia en la redacción de contenidos digitales y el diseño e implementación de estrategias de comunicación. En la actualidad, encabezo el área de Comunicación y Relaciones Externas de Elembarazo.net.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account