El embarazo

5 Tips para comer en el trabajo durante el embarazo

Alimentarse bien durante el embarazo es clave para afrontar cada etapa con la energía y condición suficientes para que todo el proceso vaya viento en popa. Adaptar la alimentación durante el embarazo es importante en cada trimestre. A algunas mujeres se les recomienda aumentar las calorías adicionales, a otras las proteínas, o ciertas vitaminas. Todo lo necesario para asegurarte una alimentación equilibrada y nutritiva. En este artículo compartimos contigo 5 tips para comer en el trabajo durante el embarazo y mantener así una buena alimentación.

La teoría es ésta, pero llevarlo a la práctica cuando nos pasamos parte del tiempo fuera de casa es toda una odisea. Llevar un control más exhaustivo cuando, por ejemplo, trabajamos ocho horas estando embarazada y tenemos que comer en la oficina hace más complicada esta labor.

Consejos para comer en el trabajo durante el embarazo

Gyorgy Barna || Shutterstock

A continuación, os vamos a explicar algunos consejos para comer en el trabajo durante el embarazo y seguir manteniendo los niveles mínimos que nos exige el médico para un correcto periodo de gestación.



Cómo debe comer una embarazada en el trabajo

Si, durante todo el proceso de embarazo, mantenemos un peso adecuado, no será necesario añadir calorías extras a tu alimentación. Solo tendrás que intentar comer sano y equilibrado para mantener ese estado óptimo en todo momento. Llevar una mala alimentación en el embarazo, sin respetar los horarios es una de las cosas qué debes evitar estando embarazada en el trabajo, presta atención, por que cuesta muy poco llevar una dieta equilibrada y saludable.

Pero, ¿cómo lo hago teniendo que comer fuera de casa?, ¿cómo debe comer una embarazada en el trabajo? Muy sencillo, siguiendo esta serie de técnicas, todo será pan comido, te lo aseguramos.

  1. El tupper salvavidas. Cuando se trabaja embarazada y lejos de casa no hay nada más clásico en las oficinas de trabajo que un buen tupper traído de casa. Así evitamos comer en otros lugares donde la comida se nos puede ir de las manos y nos aseguramos comer solo platos que nos convengan en nuestro nuevo estado físico. En la red hay muchas ideas sobre comidas muy fáciles de preparar y transportar en fiambreras, que luego podrás calentar en el microondas sin problema. Puedes hacerte tuppers sanos y nutritivos y de vez en cuando optar por un bocadillo saludable para disfrutar en el trabajo y no tomar comida procesada.
  2. La comida que lleves, siempre conservada en frío. Este es otro de los 5 tips para comer en el trabajo durante el embarazo y que no muchas gestantes tienen en cuenta.Si tenemos la suerte de tener un frigorífico en la oficina, estamos salvadas. Es mejor mantener la comida a baja temperatura o llevar una bolsa que contenga el frío para que se conserve bien los alimentos.
  3. Bebe mucha agua. Durante todo el día, haz paradas mientras estás trabajando y mantente hidratada todo lo posible. Lo ideal es tener una botella de agua a tu lado y obligarte a rellenarla un par de veces al día, sobre todo en espacios con aire acondicionado. Repasa toda la información sobre la importancia de la hidratación en el embarazo y algunas ideas para que te resulte muy sencillo.
  4. Tentempiés obligatorios. Lleva siempre contigo algún snack o tentempié sano para picar y para evitar pasar hambre entre horas. Podemos optar por los frutos secos como las almendras o las nueces, tortitas integrales, cereales secos, barritas de muesli o, si podemos hacer uso de una nevera, algún yogurt, batido o zumo.
  5. Créate un horario para comer personalizado. Tienes que planificar a qué horas debes comer para llevar un control y que no sean cada día diferentes, pudiendo afectar a tu normal funcionamiento físico. El bebé lo necesita, y ceñirte a un tiempo establecido para comer te ayudará a llevar un buen embarazo, incluso si trabajas a jornada completa.
Cómo debe comer una embarazada en la oficina.

ArtFamily || Shutterstock

Si conseguimos llevar a cabo esta serie de tips para comer en el trabajo durante el embarazo, conseguiremos que sea una etapa de nuestras vidas muy llevadera, sin sobresaltos, y con la certeza de que estamos realizando una buena alimentación.

Finalmente, como recordatorio final, evita, por encima de todo, las cosas crudas, es decir, en general todos los embutidos, sobre todo en mujeres sin anticuerpos de la toxoplasmosis. Reduce el consumo de café, y no sobrepases más de tres tazas al día. Decántate por la fruta o un yogurt cuando tienes hambre, pero aun no es la hora de comida y no caigas en la tentación de las máquinas expendedoras de la oficina.

Forgot your details?