El embarazo

Trucos para dormir en verano si estás embarazada

El embarazo es un momento único en la vida de cualquier mujer. Y es que, es tan especial sentir como un nuevo ser está creciendo y desarrollándose dentro de ti, que en muchas ocasiones nos olvidamos de las molestias y el malestar típico de estos nueve meses. Hoy compartimos contigo una serie de trucos para dormir en verano si estás embarazada.

Sin embargo, a muchas mujeres les toca pasar parte de su embarazo durante los meses de verano, y las altas temperaturas propias de estos meses pueden traer consigo algunas molestias extra que no sufren las mujeres que viven su embarazo durante el otoño o el invierno.

consejos para sobrellevar el calor cuando duermes en el embarazo

Africa Studio || Shutterstock

Puede que con el calor notes más dificultades para conciliar el sueño, que te sientas empapada en sudor todo el día, que se te hinchen más las manos y los pies por la retención de líquidos, incluso, que tengas la tensión baja.



Si te ha tocado estar embarazada en verano, no dudes en tomar nota de estos sencillos trucos que harán que los días de calor sean mucho más llevaderos, para que puedas seguir disfrutando de tu embarazo con total tranquilidad durante esta época del año y evitar el insomnio.

Cómo dormir en verano si estás embarazada

Las horas de sueño, especialmente las nocturnas, pueden convertirse en todo un reto para las mujeres que están viviendo el último trimestre de su embarazo. Por ello, te damos a continuación unos sencillos remedios caseros para dormir y unos trucos para que puedas dormir en el embarazo combatiendo el calor de una manera efectiva:

  • Ventilador o aire acondicionado

Una de las mejores técnicas para sobrellevar el calor cuando duermes en el embarazo, es poner en tu habitación un potente ventilador o un aparato de aire acondicionado. Si optas por esto último, has de procurar poner el aparato de aire unas horas antes de irte a la cama, siempre con las ventanas y la puerta cerrada, con el objetivo de que puedas bajar la temperatura ambiente de tu dormitorio. Una vez que te metas en la cama, lo mejor es apagarlo para que la corriente de aire no te de directamente en el cuerpo mientras duermes.

  • Ropa vaporosa

Otro sencillo truco para conseguir dormir en el embarazo cuando hace mucho calor, es utilizar siempre un pijama o camisón confeccionado con un tejido vaporoso, como el algodón o el lino, e intentar huir de las fibras sintéticas que se ajusten demasiado al cuerpo.

  • Ventila tu habitación

Uno de los trucos para dormir en verano si estás embarazada antes de que llegue la noche, es recomendable que tu dormitorio esté bien ventilado antes de poner el aparato de aire acondicionado. Hay que tener en cuenta que la temperatura ideal para conciliar el sueño es la que oscila los 26 grados. Si la temperatura pasa de 27 grados, es probable que empeore la calidad de tu sueño y que te cueste mucho más quedarte dormida.

Seguro que has oído que la alimentación en la gestación es muy importante. Si quieres descubrir cómo dormir en verano si estás embarazada puedes optar por tomar alimentos que te ayudarán a dormir mejor y repasar los consejos de nutrición para conciliar el sueño. Por otro lado, no dejes de leer cuáles son las mejores infusiones para conciliar el sueño en el embarazo.

insomnio en el embarazo

Id-art || Shutterstock

Consejos para sobrellevar el calor durante el embarazo en verano

A partir del mes de junio comienza a apretar el calor y las altas temperaturas se pueden convertir en un verdadero obstáculo para las futuras mamás. Descubre una serie de tips para ir a la playa embarazada y no morir en el intento.

Por ello, intenta llevar siempre ropa cómoda y que no se ajuste excesivamente a tu cuerpo, trata también de llevar siempre protección solar en la piel, pues el embarazo es una etapa muy propicia para la aparición de manchas debido a los cambios hormonales que sufre el cuerpo de la mujer.

Intenta, siempre que puedas, dormir una siesta de unos 30 minutos, para que puedas reponer las energías que vas perdiendo a lo largo del día. Y es que cuando hace mucho calor, la sensación de cansancio se acentúa si estás embarazada.

Para evitar bajadas repentinas de tensión o retención de líquidos, tienes que procurar beber alrededor de dos litros de agua cada día. Mantenerte bien hidratada es un truco fundamental para llevar mejor el calor durante el embarazo en verano.

Forgot your details?