Parto

Ventajas del parto vaginal para el bebé y para la madre

A pesar de ser más doloroso, el parto vaginal es el más escogido por la mayoría de las mujeres embarazadas por la cantidad de beneficios que tiene sobre la madre y sobre el bebé. Por eso, a continuación, queremos hablaros de los beneficios y ventajas del parto vaginal.



Ventajas del parto normal para la madre y el bebé

Africa Studio || Shutterstock

¿Por qué elegir el parto vaginal?

Son muchos los beneficios del parto vaginal. Por eso, en este post, os hablamos de las principales ventajas de este tipo de parto y todo lo positivo que puede aportaros:

  • Durante el parto vaginal pueden estar presentes algunos acompañantes, de manera que la mujer embarazada estará más tranquila y cómoda en el momento del parto.
  • El bebé se beneficiará de las bacterias buenas que se encuentran en el canal del parto o vaginal. De manera que nacerá con un aporte extra a su salud que le será muy óptimo. Su sistema inmunitario se verá más fortalecido.
  • Se trata de un proceso natural, en el que la mujer marca los tiempos y no se intercede con ningún tipo de intervención quirúrgica, a no ser que haya algún problema.
  • Las hormonas que el bebé genera durante el parto vaginal le ayudan a comenzar antes con la lactancia materna y ayuda a la subida de la primera leche materna.
  • El parto vaginal tiene un proceso de recuperación para la madre más corto y menos doloroso que el de la cesárea.
  • El bebé recibe una mayor oxigenación que mediante el parto abdominal, que puede causar una insuficiencia respiratoria.
  • La madre pierde menos sangre que mediante un parto por cesárea.
  • Otra ventaja del parto vaginal es que la mujer puede decidir en qué posición quiere dar a luz, posibilidad que no da el parto abdominal.
  • El parto vaginal implica un menor tiempo de hospitalización, por lo que la madre podrá estar en casa con su bebé pronto. A diferencia de esto, la cesárea implica un mayor tiempo de reposo y hospitalización.
  • Favorece el vínculo entre la madre y el bebé, ya que la madre puede tenerlo entre sus brazos nada más nacer y esto no se da con el parto abdominal. Tras el parto abdominal la mujer tiene que ser suturada antes de poder coger al bebé en brazos.
  • Durante el parto vaginal, natural, se libera melatonina, que es la hormona que se encarga de regular el sueño.
  • Al nacer de forma natural, mediante un esfuerzo, el bebé nace más alerta, más espabilado.
  • Se da una menor necesidad de atención posparto como hemos dicho, ya que el proceso posparto es más llevadero.
  • Las hormonas que participan en el parto vaginal ayudan a que haya menos riesgo de sufrir una depresión posparto.
  • El bebé nace cuando está verdaderamente preparado y no cuando se programa. Así, nace más fuerte para enfrentarse a la vida fuera del útero.
  • Dar a luz de manera mediante esta vía es una sensación incomparable que llena a la madre de satisfacción, de miles de sentimientos a la vez y de una felicidad inmensa. 
¿En qué se diferencia el parto vaginal del natural?

Romaset || Shutterstock

Como podéis observar, realizar el trabajo del parto mediante un parto vaginal tiene muchísimas ventajas y muchísimos beneficios tanto para la madre como para el bebé. Por esto, son muchísimas las madres que prefieren tener un parto natural, aunque implique un mayor tiempo para dar a luz y un mayor esfuerzo. Pero lo que beneficia a las madres que dan a luz de estas forma es el sentir cómo ellas mismas mandan durante el parto, que ellas controlan la situación y son las que verdaderamente han hecho llegar al mundo a sus bebés.

Por esto, por los beneficios que tiene el parto vaginal y por el gran sentimiento que conlleva en las madres, sigue siendo la opción más escogida para dar a luz.

Forgot your details?