Segundo embarazo

Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

¿Son iguales el primer y el segundo embarazo? Si estás embarazada por segunda vez, tal vez te hagas esta pregunta. Aunque cada gestación es única, tanto el embarazo como el parto de las mujeres con experiencia previa en la maternidad podrían ser distintos en algunos aspectos. Si el primer embarazo transcurrió sin problemas, lo más probable es que puedas sentirte tranquila y segura durante el segundo embarazo. Es posible que te sientas algo más cansada, aunque las diferencias entre el primer y el segundo embarazo pueden ser mínimas.



Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

La segundo gestación podría resultar algo más molesta que la anterior, aunque dependerá de cada caso. Algunas mujeres afirman aumentar menos de peso que en su primer embarazo y que el parto resulta más fácil. Es normal que si durante tu primera experiencia como mamá las cosas no fueran como esperabas, en esta segunda ocasión te sientas más insegura. No te preocupes, si te sometes a las pruebas médicas necesarias y mantienes una vida tranquila y saludable, ¡todo irá bien!

¿Son iguales el primer y el segundo embarazo?

Aunque parece que el primer y el segundo embarazo son iguales, lo cierto es que existen algunas diferencias. Recuerda que ningún embarazo es igual a otro y que, incluso, los distintos embarazos de una misma mujer resultan diferentes entre sí. A continuación, repasamos las diferencias entre el primer y el segundo embarazo para que puedas hacer frente a esta segunda experiencia con total tranquilidad:

  • El segundo embarazo se nota antes: los músculos abdominales de la mamá están más distendidos por su experiencia previa y se adaptan más rápidamente al crecimiento del bebé. Esto no quiere decir que tu barriga crezca más, sino que se adapta antes a la forma del bebé que en el primer embarazo. Es posible que tu embarazo sea más evidente a partir de las primeras doce semanas. 
  • Los movimientos del bebé se perciben pronto en el segundo embarazo: puede que los movimientos del feto se noten a partir de la semana 14 de embarazo, cuando en la primera gestación no es posible percibirlos hasta el cuarto o quinto mes de embarazo.
  • Se aumenta menos de peso en la segunda gestación: algunas investigaciones recientes apuntan que las mujeres multíparas tienen un incremento de peso menor que las mamás primerizas. Aunque la barriga crezca antes que en el primer embarazo, eso no significa que se engorde más. Lo importante es seguir manteniendo un ritmo de vida saludable, con ejercicio moderado y una dieta equilibrada y supervisada por tu médico.
  •  El segundo embarazo es algo más molesto que el primero: muchas mujeres se sienten más cansadas durante su segundo embarazo. El hecho de tener que cuidar a otro hijo, hace que tengan menos tiempo para descansar y relajarse cada día. Podrían aparecer dolores de espalda o de cabeza más intensos que durante la primera gestación.
  • El segundo parto es más fácil: cuando llega el esperado momento del nacimiento, las mamás con experiencia tienen una clara ventaja sobre las primerizas. Dilatan más rápido y tienen menos complicaciones, lo cual hace que muy pocas necesiten el uso de la analgesia y epidural. No obstante, cada mujer es diferente, y por tanto, cada parto presenta una serie de características particulares.
  • El segundo embarazo implica menos depresión posparto: en general, las mamás con experiencia presentan menos episodios de despresión posparto que las mamás primerizas. Y es que la experiencia es un grado y estamos más preparadas para afrontar las situaciones que se nos planteen. El bajón hormonal es menor y estamos menos ansiosas. Con el primer bebé, habremos adquirido la experiencia necesaria para afrontar esta segunda y bonita experiencia.

En lo que sí podemos decir que coinciden el primer y el segundo embarazo es en la ilusión y en la felicidad con la que esperamos tener al bebé entre nuestros brazos. ¿Verdad?

Forgot your details?