La mamá

¿Cómo afecta la anemia en el embarazo?

Nunca nos cansamos de insistir en el papel clave que una dieta equilibrada tiene en el desarrollo normal de un embarazo y no tener complicaciones. Nos ahorraríamos muchas preguntas tipo ¿cómo afecta la anemia en el embarazo?, puesto que esta afección tiene mucho que ver con la alimentación en el embarazo antes y durante de los nueve meses.

Consecuencias de la anemia en el embarazo

Wavebreakmedia1000 || Shutterstock

Pero, no te preocupes. En caso de ser una de las afectadas por anemia en el embarazo te confirmamos ya que los riesgos de la anemia en el embarazo son mínimos, sobre todo cuando hablamos de carencia de hierro, la más frecuente de sus modalidades. Además, las consecuencias de la anemia en el embarazo prácticamente desaparecen si se detecta rápidamente y se toman las medidas para paliarla.

¿Por qué tomar hierro en el embarazo? no olvides que es muy importante que seas consciente de los factores de riesgo de tener anemia en el embarazo para tener una actitud preventiva. No es inevitable que tengas que pasar por esta enfermedad. Tenlo en cuenta desde el momento en que te plantees quedarte embarazada.

¿Cómo afecta la anemia al bebé en el embarazo?

No nos cabe la menor duda de que tus preocupaciones se centran en confirmar cuáles son los efectos en el bebé de la anemia en el embarazo. Pues, hay que hablar de forma muy positiva porque en la mayoría de las ocasiones, no hay riesgo de secuelas para tu pequeño. Evidentemente, siempre estamos hablando de anemias detectadas pronto y que se tratan con inmediatez.



Hecha esta premisa, veamos cómo afecta la anemia en el embarazo al bebé en los casos más graves:

  • La falta de hierro puede desembocar en partos prematuros y bebés con un peso por debajo del normal.
  • Mantener bajos los niveles de ácido fólico agrava las dos secuelas anteriores. Además, podría provocar problemas en el tubo neuronal, espina bífida sobre todo.
  • La deficiencia de vitamina B12 también puede incidir en un mal desarrollo del tubo neuronal. Para ello, debes conocer los 14 alimentos ricos en vitamina B12 para embarazadas e incluirlos en tu dieta.

Por último y aunque su incidencia es mínima, hay ocasiones en que una anemia no tratada en el embarazo supone que el bebé nazca con este problema. Sin embargo, nos gustaría que te quedases con la idea de que no es peligroso tener anemia en el embarazo mientras se diagnostique y subsanen esas carencias.

Descubre en qué consiste el tratamiento de la anemia en el embarazo y cómo puedes cuidarte si padeces este tipo de deficiencia.

¿Cómo afecta la anemia a la mujer embarazada?

Una vez que tienes conocimiento de cómo afecta la anemia en el embarazo al bebé es el momento de que tengas en cuenta cómo afecta la anemia en el embarazo a la gestante, es decir a ti. Por un lado, vas a estar sufriendo molestias innecesarias como taquicardias, mareos, dolores de cabeza, falta de concentración… que te impedirán disfrutar plenamente de este momento tan especial.

Cómo afecta la anemia durante el embarazo

ittipon1000 || Shutterstock

Sobre todo, te va a resultar muy incómodo ese estado de cansancio en el embarazo permanente tan característico de las personas con anemia. Limitará mucho que mantengas el nivel de actividad recomendable durante el embarazo. En no pocas ocasiones, te hará sentirte triste y apática. La incidencia de la depresión postparto y otros desequilibrios emocionales es notablemente mayor entre mujeres que han tenido anemia en el embarazo.

Pero, además, tienes un mayor riesgo de padecer infecciones o disminuir tu resistencia a otras ya que parece que la falta de hierro baja tus defensas y afecta a tu sistema inmunológico. Y, finalmente, al hablar de los riesgos de la anemia en el embarazo no podemos olvidar que durante el parto es normal perder sangre. El problema se agrava si llegas con anemia a este momento.

Nuestro último mensaje incide en la misma idea que ya te mostrábamos en el principio. Si te preguntas ¿cómo afecta la anemia en el embarazo? debes recordar que la prevención y control son tus mejores herramientas para que no haya consecuencias. Acude periódicamente a tus controles prenatales y permite que tu especialista te indique qué debes tomar para subsanar las deficiencias de hierro en tu organismo.

Forgot your details?