El embarazo

¿Cómo afecta la trombosis en el embarazo?

La trombosis es la formación de un coágulo de sangre, es decir de un trombo, que bloquea el vaso sanguíneo impidiendo así el paso habitual de sangre. Si ya se trata de algo peligroso en un estado de salud normal, durante la gestación implica mayores riesgos y complicaciones. Para conocer en qué consiste este tipo de complicación en el embarazo te explicamos cómo afecta la trombosis en el embarazo y cuáles son los signos o síntomas.

¿Son compatibles el embarazo y la trombosis?

moreimages || Shutterstock

Por otro lado, es necesario saber que aquellas mujeres embarazadas mediante reproducción asistida tienen una mayor posibilidad de sufrir trombofilias durante el embarazo. Por eso, es muy importante saber identificar sus síntomas, saber qué podemos hacer para prevenirla y, no menos importante, saber cómo tratarla.

Síntomas de trombosis en la mujer embarazada

Si te cuestionas cómo afecta la trombosis en el embarazo como podemos observar, algunos síntomas o signos se pueden confundir fácilmente con los síntomas comunes del embarazo. Ya que durante esta etapa es normal sentirse las piernas hinchadas, ya que se hinchan por el peso, y sentir fatiga con frecuencia.

  • Hinchazón excesiva de la extremidad: sabemos que es normal la hinchazón de las extremidades durante el embarazo debido al exceso de líquido en los tejidos. Pero esta hinchazón es diferente, veremos una hinchazón inusual.
  • Enrojecimiento de la extremidad.
  • Dolor en muslo y pantorrilla.
  • Sentir fatiga.
  • Falta de aire.
  • Dolor en el pecho.
  • Dolores de la cabeza fuera de lo habitual.
  • Calor.
  • Sensibilidad sobre las venas. 

Aunque es muy habitual padecer trombofilias durante el embarazo, es algo que podemos evitar en la medida de lo posible realizando ciertas acciones. Y es que, a veces, ser cuidadosa es la clave a la hora de evitar complicaciones durante el embarazo.

Consejos para prevenir las trombofilias durante el embarazo

Todas estas medidas nos ayudan a prevenir la aparición de trombofilias durante el embarazo. Así que, aunque no todo está en nuestras manos, es recomendable seguir estos consejos para así llevar un buen embarazo.

  • Usa medias de compresión: estas medias de compresión especiales para embarazadas que podemos adquirir en farmacias y parafarmacias, evitan las trombofilias al ejercer presión y disminuir el tamaño de los vasos, evitando así el estancamiento. Aunque usarlas es algo incómodo, puede salvarnos de sufrir una trombosis y eso es lo verdaderamente importante.
  • Salir a pasear con frecuencia: una embarazada debe andar diariamente para tener una buena salud.
  • Llevar a cabo ejercicios que favorezcan la circulación de las piernas así cómo masajes para mejorar la circulación de las piernas y evitar así algunas molestias típicas de la gestación.
  • Poner las piernas en alto con frecuencia, sobre todo si se va a pasar mucho tiempo sentada. De hecho, si la embarazada debe pasar un tiempo prolongado sentada por cualquier motivo, lo recomendable es avisar al médico que lleve el embarazo para que tome las medidas oportunas.
  • No fumar nada de nada.
  • Dejar ciertos medicamentos: como estrógenos.
  • Comer sano.
  • Controlar tu peso: ya que el aumento de peso en el embarazo es un factor de riesgo a la hora de padecer trombofilias. Por eso se recomienda comer sano y controlar el peso de manera habitual.
Clases de masajes de piernas en el embarazo

Cherries



Pero a veces es demasiado tarde y se padecen trombofilias sin esperarlo. Por eso, te aconsejamos leer cómo tratarla para evitar los riesgos que conlleva.

Cómo tratar la trombosis en el embarazo para evitar sus riesgos 

En muchas ocasiones, el tratamiento de la trombosis en la mujer embarazada dependerá de si se ha sufrido alguna en el pasado, del tipo de trombofilia que se sufra y del historial familiar. Todo esto es muy importante a la hora de tratarla.

Dependiendo del tipo de trombofilia que padezca, el médico puede recetar distintos anticoagulantes, como la heparina o la aspirina suministrada en dosis bajas. Por otro lado, el médico puede realizar análisis de sangre para ver cómo va todo. Además, es aconsejable realizar a menudo chequeos de cuidado prenatal. En otras ocasiones, se puede solicitar una ecografía, para ver si el bebé está bien.

Ante cualquier inquetud sobre cómo tratar o cómo afecta la trombosis en el embarazo debes consultarle a tu médico o especialista para salir de dudas.

Forgot your details?