El embarazo

Consejos para prevenir el síndrome de HELLP en el embarazo

La tensión alta en el embarazo no es una simple molestia, puede desencadenar una serie de complicaciones en la gestación: como la preeclampsia o el síndrome de HELLP. Por ello, hoy queremos indagar en las preguntas más frecuentes de esta enfermedad, ¿cuáles son los mejores consejos para prevenir el síndrome de HELLP en el embarazo? ¿se puede padecer el síndrome de HELPP después del embarazo?.

Tension alta en el embarazo

Natalia Deriabina

En artículos anteriores repasamos en qué consiste la enfermedad y el tratamiento del síndrome de HELLP en el embarazo. Pero si quieres cuidar de ti y de tu bebé lo mejor que puedes hacer es mantener unos hábitos saludables, para evitar cualquier tipo de complicación en tus 9 meses de gestación.

Prevención primaria del Síndrome de HELPP

Como se suele decir, más vale prevenir que curar, por ello, queremos darte una serie de consejos para prevenir el síndrome de HELLP en el embarazo. Presta especial atención:

Lo cierto es que no hay una causa única que desarrolle los síntomas del síndrome de HELLP hoy en día, por eso es complicado prevenir este síndrome. Pero, es indudable que la tensión alta en el embarazo y el comienzo de la preeclampsia tienen una estrecha relación con la alimentación de la embarazada y el deporte.



De la mano de un buen seguimiento médico y controles prenatales, el especialista podrá detectar cualquier complicación relacionada con la tensión alta en el embarazo y prevenir así el desarrollo de la eclampsia.

Uno de los consejos para prevenir el síndrome de HELLP en el embarazo es acudir periódicamente a las consultas con la madrona y hacerse todas las analíticas necesarias. Es importante que el especialista que lleva tu embarazo conozca tu historial y antecedentes del síndrome de HELLP o de la preeclamspia en familiares cercanos. .

La alimentación y la nutrición de una futura mamá es una de las bases para tener un bebé saludable. Descubre una dieta para disminuir la presión arterial en el embarazo.

Por último, uno de los consejos para prevenir el síndrome de HELLP en el embarazo es mantener una buena forma física y un control del aumento de peso.

Complicaciones del embarazo

Conocer los síntomas que desencadenan esta enfermedad es una de las mejores formas de prevenirla. Si presentas alguno de los síntomas o señales que pueden desarrollar la preeclampsia o la tensión alta en la gestación, es vital que tu médico te haga un chequeo y descarte o comience el tratamiento tras un diagnóstico previo.

Te mostramos un listado completo con las preguntas más frecuentes sobre la Preeclampsia, para que despejes todas tus dudas sobre el síndrome de HELLP y la preeclamspia.

Debes saber que cuando se diagnostica la preeclampsia en una fase temprana y es tratada con un seguimiento adecuado es probable a reducir los casos de síndrome de HELLP.

El síndrome de HELLP después del parto

Aunque es una enfermedad que generalmente se manifiesta en el segundo trimestre, es posible padecer el síndrome de HELLP después del embarazo.

El tratamiento del síndrome de HELLP no supone que deba practicarse siempre una cesárea, pues dependiendo de las semanas de gestación y de la madurez del cuello uterino, se puede proceder a inducción al parto, así como de los riesgos a los que se expone el bebé y la madre. Pero, es cierto que la tasa de los partos por cesáreas en esta patología se encuentra entre el 68% y el 91%. En dichos casos, se practica una incisión abdominal para reducir las posibilidades de tener riesgo de hemorragia.

Cuando se presenta el síndrome de HELLP después del parto, en la mayoría de ocasiones, en las mujeres embarazadas se debe realizar una transfusión de sangre.

El control de esta enfermedad debe continuar tras el parto, durante la etapa postparto para que los síntomas no vayan a más.

Debes de saber que las madres que han padecido esta complicación en su gestación, es probable que en sus próximos embarazos la sufran de nuevo con un 25% de posibilidades.

Forgot your details?