El recién nacido

¿En qué consiste el test de Apgar y qué detecta?

Virginia Apgar fue una doctora estadounidense, especialista en anestesia y pediatría, que, tras su gran preocupación por la gran mortalidad en recién nacidos, ideó una prueba que evaluaba el estado físico de los bebés que acababan de nacer. Si te preguntas en qué consiste el test de Apgar y qué detecta, sigue leyendo, completamos toda la información sobre esta prueba médica del bebé y toda su historia.

Fue presentada en 1953 y, desde ese momento, sigue siendo una guía muy práctica para médicos y matronas en la que se evalúa al recién nacido y se puede detectar posibles anomalías a tiempo.

Cómo se realiza la prueba de Apgar

Nina Buday || Shutterstock

A continuación, vamos a explicar en qué consiste, cómo se realiza, las características del test de Apgar y la puntuación.

¿Qué es la prueba de Apgar?

El test de Apgar es una primera valoración que se le realiza al bebé tras su nacimiento en la que se intenta evaluar que todo funciona correctamente en su organismo y detectar posibles problemas de una manera eficaz y rápida durante los primeros días del bebé en el hospital sin molestarlo tras el embarazo y el parto.

El recién nacido apenas nota que estamos realizando la prueba y con ella podremos conocer muchos detalles de su estado físico.

Para saber cómo se realiza el test de Apgar, se debe conocer primero que se lleva a cabo en el primer minuto y quinto después de nacer. Si el pediatra lo estima necesario, también se realizará otro examen al décimo minuto.



Las características del test de Apgar se basan en evaluar cinco parámetros: esfuerzo respiratorio, frecuencia cardíaca, tono muscular, reflejos y color de la piel, aportando una puntación de cada uno de esos aspectos que oscila entre el 2, el 1 o el 0.

Esos puntos que se obtienen durante las primeras horas del recién nacido se van sumando en todos los parámetros hasta obtener una puntuación final que determinará su estado. Siendo 0 la puntuación del test de Apgar más baja o 10 la más alta.

Importancia de la prueba de Apgar

La realización de la prueba de Apgar es imprescindible pues con él podremos determinar si el pequeño llegó a tolerar el proceso de alumbramiento, si ha tenido dificultades en el parto o si ya las tenía anteriormente, cuando aún estaba en el vientre materno.

Realizar las pruebas pertinentes en el primer minuto de vida, en el 5 o, si es necesario, en el 10, nos indicará como va evolucionando la salud del bebé y como empieza a adaptarse a la vida en el exterior o exterogestacion, dentro de los cinco parámetros que se han estudiado con detenimiento en los test de Apgar.

Características de la prueba de Apgar

KieferPix || Shutterstock

Puntuación e interpretación del test de Apgar

La importancia del test de Apgar y este primer examen tras el parto es de vital importancia pues al obtener la puntuación e interpretar lo que obtenemos podremos llegar a varias conclusiones.

Por ejemplo, algunos bebes obtienen menos de 5 puntos, por lo que tienen más probabilidad de ser los nacidos por cesárea de urgencia o ser bebés prematuros. Estos suelen responder a problemas durante el parto o derivados de la respiración o del corazón.

Si esto ocurre, la pronta intervención de los médicos es fundamental para que todo vaya mejor. Para ello deben aportar oxígeno al recién nacido para que puedan respirar correctamente o, como caso extremo, administrarle fármacos para mejorar su ritmo cardíaco.

Si esto no es suficiente se traslada al bebé a la unidad de cuidados intensivos para seguir con las intervenciones necesarias.

A pesar de ello, la mayoría de los bebés suelen aportar una puntuación máxima de 9 puntos al nacer, por lo que no es necesario llegar a intervenir como hemos explicado. Suelen tener las manos y pies algo azulados, pero en el test de los cinco minutos, se modifican a un aspecto más rosado y con unas condiciones más normales, llegando a obtener una puntuación de 10.

Forgot your details?