Parto

¿En qué consiste la expulsión de la placenta?

Ya ha pasado lo peor, tu bebé ya ha salido y se encuentra en perfecto estado. Pero aún falta la fase final del parto que, aunque no es muy conocida, todas las mujeres deben pasar por ella: la expulsión de la placenta.

Este proceso no es más arrojar al exterior el espacio donde ha vivido el feto durante nueves meses y los anexos fetales, o sea, cordón umbilical y membranas.

Allumbramiento de la placenta

Natalia Deriabina || Shutterstock

Si no te han contado mucho sobre el tema durante el embarazo, y tu parto se aproxima, muy atenta a las dudas que puedas tener y resuélvelas en el siguiente artículo que hemos hecho para ti.

¿Qué es la expulsión placentaria?

Tras alumbrar al bebé, la madre tiene que pasar por un proceso de entre 5 a media hora en la que la expulsión placentaria se debe realizar. En este momento, y sintiéndonos agotadas, aún seguimos padeciendo algunas contracciones, menos dolorosas, y se tienen temblores o debilidad corporal.

El trabajo recae en la matrona, la que debe ayudar a la madre a facilitar la expulsión de todos los restos de placenta. Otras veces, es el médico que ha procedido en el parto el encargado en realizar esto, tirando del cordón umbilical y presionando en el abdomen femenino para que salga de forma más fácil.

Se debe comprobar que todo ha salido de forma completa y que todos los tejidos se expulsen de manera debida para proceder a la sutura de la herida de la episiotomía o posible desgarro que haya podido haber en todo el alumbramiento.

Dudas sobre la fase de expulsión placentaria

Para madres primerizas, las dudas sobre la expulsión de la placenta en el parto son numerosas.

La más frecuente es cómo se realiza este proceso. Como hemos adelantado, para alumbrar la placenta el médico o matrona tiran del cordón con cuidado para que no se rompa, siempre con la ayuda de la madre incentivándola a que empuje por última vez para acabar con todo el parto de forma correcta.



A continuación, se debe analizar su aspecto, la forma, el color y las dimensiones que tiene la placenta para corroborar que, efectivamente, se ha extraído por completo y que no queden restos en el interior de la madre que provoquen síntomas adversos como hemorragias.

Al observar la forma, el medico también obtiene información sobre el estado del bebé en estos nueve meses, si ha estado bien nutrido y si lo sigue estando una vez ha salido al mundo exterior.

Pero, ¿qué pasa si la placenta no sale tan fácilmente? En ocasiones ocurre que no se llega a desprender del interior femenino de forma rápida y se produce lo que se denomina la retención placentaria, en cuyo caso se puede realizar un legrado para que se expulse de la forma debida.

¿Cómo arreglar la placenta previa en el embarazo?

LightField Studios || Shutterstock

Esto se hace cuando la mujer ha dado a luz con anestesia, haciéndose también de forma manual por parte del médico. Si no ha empleado anestesia, es necesario que se acuda a un quirófano para aplicarla y extraer la placenta.

Este proceso tras el parto, en ocasiones, puede tener unas complicaciones leves como dolor en las contracciones finales para su expulsión. También, aunque parezca poco tiempo, ese periodo de extracción de la placenta suele dilatarse incluso una hora si no sale fácilmente, por lo que, a medida que pasa el tiempo, es más complicado pues el útero empieza a menguar y se empieza a cerrar la herida de la placenta en la pared del útero.

Si esto ocurre, se pasará a considerar que se encuentra la mujer en el periodo tras el parto, conocido como cuarentena o puerperio.

Otra de las dudas sobre el proceso de expulsión de la placenta es ¿cuánto tiempo tarda en salir la placenta? normalmente sale después del cordón umbilical y puede producirse tras el nacimiento del bebé, entre unos 10 y 30 minutos más tarde.

Forgot your details?