Los grupos sanguíneos incompatibles en el embarazo

Estés o no embarazada, estamos más que seguras que el tema de los grupos sanguíneos incompatibles para tener hijos es uno sobre los que has escuchado muchas opiniones. Lo cierto es que se puede considerar uno de los mayores avances médicos, ya que antes de tener nociones sobre los grupos sanguíneos incompatibles en el embarazo, eran muchas las mujeres que acababan frustrando su deseo de ser madres.

Cómo tratar la incompatibilidad de grupos sanguíneos en el embarazo

AnnaKalinicheva || Shutterstock

Antes de seguir avanzando en materia, conviene dejar claro que la incompatibilidad de grupos sanguíneos en el embarazo afecta sólo a un porcentaje mínimo de la población, entorno al 3% de las gestaciones. Y esto es así porque para que se dé esa incompatibilidad Rh embarazo deben confluir a la vez tres factores: una mujer Rh-, un padre Rh+ y un bebé Rh+. Esto, además, no suele tener efectos en el primer embarazo, que transcurre con normalidad. Las medidas se toman para evitar problemas de grupos sanguíneos incompatibles en el embarazo posterior y siguientes.

¿Cómo prevenir la incompatibilidad Rh en el embarazo?

Una premisa imprescindible hablando de esta materia pasa por aclarar que no existen grupos sanguíneos incompatibles para concebir. Consulta a cualquier especialista y te explicará que no hay grupos sanguíneos incompatibles para quedarse embarazada. Sólo las mujeres con Rh- deberán tomar ciertas precauciones para que esos embarazos lleguen a buen término. Y, ni siquiera si su pareja comparte su mismo Rh-.


Por tanto, las medidas preventivas para afrontar una incompatibilidad de grupos sanguíneos para tener hijos pasa por conocer de antemano nuestro grupo y el del papá. En el caso de que tengas ese Rh- que mencionamos, tampoco hay que alarmarse en exceso. Es un tema importante, pero actualmente existen tratamientos efectivos y muy sencillos que te permitirán tener a tu bebé pese a pertenecer a esa minoría dentro de los grupos sanguíneos no compatibles para tener hijos.

Recuerda, algo tan simple como una analítica de sangre tuya y de tu pareja, antes del embarazo o en cuanto intuyas que puedes estarlo, es la garantía de que todo seguirá su curso con normalidad.

En artículos anteriores te hemos contado en qué consiste el test de Coombs en el embarazo y cómo se realiza el test de Coombs, que sirven principalmente para dictar si una madre con factor Rh- ha desarrollado la  inmunidad y anticuerpos defensivos contra la sangre Rh+ de su pequeño.

Cómo tratar la incompatibilidad de grupos sanguíneos en el embarazo

Oksana Kuzmina || Shutterstock

¿Cómo tratar la incompatibilidad de grupos sanguíneos para tener hijos?

Quizá sea conveniente que ampliemos la información sobre los grupos sanguíneos incompatibles en durante el embarazo con una breve explicación. Pertenecer al grupo O, A, B o AB es igual. El problema radica en la llamada isoinmunización o incompatibilidad Rh, que implica que la madre puede generar anticuerpos contra su bebé si la sangre de ambos entra en contacto durante el embarazo.

Ya te tranquilizamos, esa mezcla de corriente sanguínea no es nada habitual, salvo en el momento del parto. Aun así, como los riesgos en caso de producirse este hecho serían muy graves, se toman medidas para prevenir la incompatibilidad Rh en el embarazo desde el principio. La más efectiva es ponerle a la madre la vacuna de inmunoglobulina RH o vacuna Gammaglobulina anti-D en la semana 28 del embarazo.

También se inyecta en cuanto se realiza la prueba de amniocentesis, una biopsia corial, ha habido un aborto previo o cualquier situación que pudiera generar un intercambio de sangre entre la madre Rh- y su bebé Rh+. Desde luego, en todos los casos, esta inyección se pone o se repite antes de que transcurran las primeras 72 horas tras el parto.

En cualquier caso, siempre que hablamos de cómo tratar la incompatibilidad de grupos sanguíneos para tener hijos, debemos insistir en lo importante que es realizar controles que demuestren que no se están desarrollando esos anticuerpos. Y, para los casos más graves, se reserva la opción de las exanguinotransfusiones.

Con todas estas medidas, el tema de los grupos sanguíneos incompatibles en el embarazo, sin dejar de ser importante, afortunadamente ha reducido al mínimo sus riesgos de conllevar secuelas negativas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account