El embarazo

Masaje shiatsu durante el embarazo

Equilibrio mental y relajación física cuando estás embarazada es esencial, esa es la propuesta que te hacemos en esta ocasión. Todo mediante una técnica milenaria japonesa que no implica riesgos y que se aplica de manera placentera para ti. Hablamos del masaje shiatsu durante el embarazo y de los beneficios que reporta a madre y bebé.

Pros del masaje shiatsu en el embarazo

Natalia Deriabina || Shutterstock



El shiatsu es, en palabras sencillas, una especie de acupuntura pero sin agujas. Es el masajista el que ejerce la presión necesaria sobre los puntos del cuerpo elegidos para liberar la energía bloqueada y que fluya por el organismo. Normalmente utiliza sus dedos, aunque en ocasiones puede hacerlo con la palma de la mano e, incluso, usando los codos y las rodillas. El objetivo del masaje shiatsu para embarazadas es aportar una sensación de bienestar que se experimente de forma integral.

Beneficios del masaje shiatsu para embarazadas

Más allá de esa primera aportación que este masaje produce en las embarazadas, lo cierto es que sus efectos positivos son mucho más interesantes. Entre los más destacables estarían:

  • Rebajar la tensión en zonas especialmente afectadas por el embarazo como lumbares, cervicales y piernas.
  • Fortalecer el flujo sanguíneo.
  • Tonificar el riñón y el bazo.
  • Hacer que circule la energía y los nutrientes por todo el cuerpo.

Pero ¿cómo vas a notar tú todas estas mejoras?, ¿realmente tienes alguna forma de contrastar su efectividad? Pues ya te aseguramos que sí, porque todo esto que te parece demasiado teórico respecto a los beneficios del masaje shiatsu en el embarazo se traduce en:

  • Con estos masajes en el embarazo disminuirás los dolores de espalda y cabeza.
  • Alivio de las náuseas y mejora de la digestión en general, reduciendo la acidez de estómago y el estreñimiento.
  • Más fluidez del riego sanguíneo y linfático que rebaja molestias como la hinchazón de tobillos o la aparición de varices.
  • Ayuda a combatir el insomnio.
  • Aumento de tu vitalidad y energía, alejando la sombra de las depresiones y ansiedades asociadas al embarazo.

Precauciones de los masajes shiatsu en el embarazo

Cómo hacer un masaje shiatsu para embarazadas

nehophoto || Shutterstock

Después de leer todas las ventajas que este tipo de masajes en el embarazo te proporciona, conviene recordar que es esencial que te pongas en manos de un profesional acreditado, alguien que sepa cómo hacer un masaje shiatsu para embarazadas. No es que el shiatsu sea peligroso para ti o tu bebé, pero si revierte ciertos riesgos que se evitan tomando las precauciones convenientes. Principalmente:

  • Es preferible que las sesiones no se inicien hasta pasado el primer trimestre del embarazo, ya que esas primeras semanas son las más delicadas.
  • Evitar ciertos puntos que pueden inducir a un parto prematuro, como la zona interna de las piernas, la del hueso sacro, los huecos de las rodillas o la zona superior del músculo trapecio. Curiosamente en caso de que el parto se atrase o sea necesario provocarlo de forma natural, masajear estas partes puede ser de gran ayuda.
  • Se debe evitar también la zona del bazo-pancreas y el abdomen.
  • La postura más recomendable para la embarazada es tumbada de lado, con cojines para apoyar la barriga, las piernas y los brazos. En el último trimestre se suele encontrar más cómoda con posturas reclinadas hacia delante, sobre una bola de gimnasia u otra silla, incluso a cuatro patas ya que se alivia la tensión en la zona lumbar y el bebé cuenta con más espacio para moverse libremente. Ante las posibles dudas sobre los masajes en el embarazo, acude a tu médico y trasládale todas y cada una de tus preocupaciones.

Como ves, son mínimas las precauciones de los masajes shiatsu en el embarazo que deben tenerse en cuenta. Para que la efectividad de estos masajes sea total conviene que se realicen en un ambiente tranquilo, en un clima de confianza entre el terapeuta y la embarazada.

Y, un último recordatorio. El masaje shiatsu durante el embarazo es positivo también para tu bebé que percibe esa relajación y seguridad. Además, en la fase final del embarazo ayuda a que se coloque en buena posición para el parto.

Forgot your details?