El recién nacido

Motivos por los que el recién nacido no coge peso

Tras pasar por el momento más temido por embarazadas, el parto, la segunda preocupación que se tiene tras ser padres es el peso del bebé. Que nuestro bebé crezca sano y tenga un adecuado peso es una de las razones que más inquietan a madres y padres, sobre todo en los primeros meses de vida del primogénito. Por ello, repasamos todos y cada uno de los motivos por los que el recién nacido no coge peso en sus primeros meses de vida, presta atención.

Motivos por los que el bebé no engorda

Natalia Deriabina || Shutterstock

Basando la alimentación del bebé en la lactancia materna casi por completo, podemos detectar si nuestro bebé no engorda o se enlentece su aumento de peso, las causas evaluando nuestra leche materna.



El pediatra nos ayudará a detectar los posibles motivos por los que el recién nacido no coge peso tras el embarazo y encontraremos así un remedio. Aunque si se descarta esta opción, tendremos que valorar otros orígenes de por qué mi bebé no coge peso.

A continuación, te explicamos al detalle cual debería ser el peso ideal de tu bebé y que problemas, además de la lactancia materna, pueden afectar a su aumento de peso y cómo prevenirlos.

¿Por qué mi bebé no engorda?

Un recién nacido tiende a pesar, aproximadamente, entre los 2 kilos y medio y los 4 kilos al nacer. Si están por debajo de esta cifra o la superan, lo que se conoce como macrosomía fetal, pueden presentar síntomas graves, por lo que deben ser examinados con detenimiento por un médico especializado para que el problema no se agrave.

Sin importar cuánto peso tiene nuestro bebé al nacer, debemos tener en cuenta que siempre los recién nacidos pierden peso de manera fisiológica los primeros días de su vida, por ello cuando salen del hospital, pasados esos días después del parto, apuntan menos peso en sus cartillas de salud del que nacieron. Pero ¿cuánto tardan los bebés en recuperar su peso al nacer? ¿cuándo debemos empezar a preocuparnos si no coge peso?

Si, tras el embarazo y llegar a casa, y comenzar las tomas de leche, nuestro bebé no empieza a engordar, hay que saber qué pasa y ponerle rápida solución. Por ello te desvelamos en este artículo qué hacer si el bebé no engorda y cuáles son los signos de alarma.

Señales de alarma cuando el bebé no coge peso y sus soluciones

Algunos de los motivos por los que el bebé no engorda pasan por ser causa primera de la madre, bien porque tiene problemas en las mamas, bien por inconvenientes técnicos al dar el pecho. Los analizamos:

  • No se da el pecho en función de la demanda del bebé, sino por horarios de la madre, lo que podría hacer que, en la mayoría de las veces, el bebé no tenga hambre y no ingiera nada de leche.
  • Una mala posición al mamar.
  • El frenillo también dificulta la ingesta y no le deje mover bien la boca para alimentarse o que, a causa del frenillo y una mala posición, no este comiendo de forma adecuada.
  • Darle el chupete cuando en realidad tiene hambre y no alimentarlo en ese momento.

Estos son algunas de las principales causas por las que nuestro bebé puede no engordar lo debido y llegar a su peso óptimo, aunque también se puede dar el caso de que no engorde porque tiene alguna enfermedad. En este caso, se debe detectar lo antes posible y tomar medidas con urgencia para empezar pronto el tratamiento. También es cierto que el aumento de peso del bebé prematuro es posiblemente más lento que el de un bebé que ha nacido en la semana 40 del embarazo.

¿Qué hacer si el bebé no engorda?

misfire_asia || Shutterstock

Otra causa de no coger peso puede ser si la madre tiene hipogalactia, es decir falta de leche para alimentar a su hijo. Suele darse en mujeres que tienen hipotiroidismo o hipertiroidismo, pechos atróficos o deformados, ovarios poliquísticos o que se hayan intervenido para reducirse el pecho.

Si algunas de estas razones ocurren en tu inicio de la maternidad, uno de los consejos para que el recién nacido engorde lo antes posible es acudir a un especialista y poner en marcha la solución en un periodo de tiempo breve y efectivo. No podemos esperar a que nuestro bebé pierda más de un 10% del peso habitual y no hacer nada, pues incluso, ya perdiendo un 6% del peso debe ser motivo de alarma y debemos empezar a actuar de la mano de algunos tips para subir de peso al bebé y trabajar en estos aspectos mencionados para solventarlo:

  • Alimentarlo cuando nos lo pida nuestro bebé, no cuando nosotras queramos.
  • Coger una posición adecuada para ambos en la alimentación.
  • Comprimir nuestro pecho para estimular la salida de leche.
  • Extraernos leche cuando sea necesario.

Forgot your details?