Tuberculosis en el embarazo

La palabra tuberculosis por si sola aterra, más aún cuando la escuchas de la boca de tu obstetra. Por eso, queremos que conozcas toda la información sobre la tuberculosis en el embarazo, sus síntomas, causas y diagnóstico. Así, ya sabes que esperar al respecto. Para empezar los signos o síntomas de la tuberculosis en el embarazo suelen generar: fiebre, cansancio, pérdida de peso y tos.

Signos de tuberculosis en la embarazada

4 PM production || Shutterstock

¿Qué es la tuberculosis en el embarazo?

La tuberculosis o TBC es una infección de los tejidos por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Se trata de un problema de salud pública a nivel mundial, siendo endémica en algunos países de América latina.

Esta infección es una enfermedad que puede afectar en el embarazo y es de desarrollo lento e insidioso, lo cual dificulta en oportunidades su diagnóstico. La fiebre prolongada, sin causa aparente, es el síntoma base que causa sospecha. El riesgo para una embarazada de contraer la es el mismo que para el resto de la población. Actualmente, se ha visto un incremento de los casos reportados en pacientes que tengan confección con VIH.

Síntomas de la tuberculosis en el embarazo

Los síntomas que se presentan en esta enfermedad son muy parecidos a los que tienen las mujeres no embarazadas y los hombres y se puede tratar la tuberculosis en el embarazo con una serie de medicamentos. A la hora de hablar de los signos y síntomas los más frecuentes son los siguientes:

  • Fiebre 38,5°C-39°C de forma prolongada.
  • Sudoración por las noches.
  • Pérdida de peso significativa, con o sin supresión del apetito.
  • Cansancio y malestar general
  • Tos, con o sin expulsión de flema o sangre.

A la evaluación clínica puede tener sonidos respiratorios anormales como los roncus y estertores. Esto es válido cuando se trata de tuberculosis pulmonar. Sin embargo, ésta es una enfermedad que puede estar presente en cualquier órgano. Y, evidentemente, los síntomas varían según la localización de la bacteria.

Los sitios de colonización extrapulmonar más comunes son la pleura y los ganglios linfáticos. Pero, también puede estar presente en las mujeres en la región genital y los órganos reproductores como los ovarios, endometrio y trompas de falopio.

Las presentaciones genitales se observan, en su mayoría, en pacientes que tienen también infección por VIH. Y el síntoma más común es el dolor pélvico crónico.


Tratamiento de tuberculosis en la mujer embarazada

YAKOBCHUK VIACHESLAV

Causas de la tuberculosis en el embarazo

El Mycobacterium tuberculosis es el agente causal de la enfermedad. Se trata de una bacteria intracelular de crecimiento lento que es ácido alcohol resistente. Esta bacteria puede infectar y causar la enfermedad en un individuo o permanecer latente por muchos años hasta que ocurra inmunosupresión. De aquí que haya un incremento en los últimos años, ligado al aumento de personas VIH positivas.

La transmisión es por contacto con secreciones respiratorias de personas enfermas o portadores sanos. Lo usual es que colonice los pulmones, por su gran afinidad al oxígeno, pero, también puede depositarse y dañar otros órganos. Cómo ya sabemos que la causa una bacteria es fácil pensar que se puede prevenir y así es. Al evitar el contacto con enfermos respiratorios disminuye el riesgo de contraerla.

También existe una vacuna contra ella, que sólo es obligatoria en los países endémicos. Esta vacuna no previene al 100% la enfermedad, pero, si regula las formas graves.
Diagnóstico de la tuberculosis

Al sospechar la patología se puede indicar al paciente rayos X de tórax. Aquí se observa una imagen clásica de la infección que es una cavitación pulmonar. En caso de estar embarazada el médico debe evaluar la necesidad de realizar esta prueba.

Sin embargo, el diagnóstico certero solo lo puede dar una evaluación directa al microscopio. Se evalúa el esputo comúnmente, pudiendo incluirse cualquier otro fluido corporal si se sospecha su presencia extrapulmonar. Para conseguir al bacilo se hace una tinción especial de la muestra, llamada Ziehl-Neelsen.

La muestra también puede cultivarse, en caso de que no se observe al bacilo pero se tenga una gran sospecha de la afección. El cultivo se vigila hasta por 6 semanas para evidenciar el crecimiento bacteriano.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
  • Ba, J. H., Cb, J. V., & Ga, J. J. (2006). Tuberculosis en el embarazo. Rev. Obstet. Ginecol–Hospi. Santiago Oriente Dr Luis Tisne Brousse, 1(2).
Estudios y formación
Médico Cirujano: Universidad Central de Venezuela
Diplomado en Medicina ocupacional: Fundación IUNETE
Experto en Nutrición Clínica: Universidad Europea del Atlántico (Presentando tesis)

Experiencia profesional
(2019) MEDICO OCUPACIONAL, Coorporación Medisalud C.A. Consultas de medicina laboral.
(2014-2018) ASISTENTE MÉDICO DEL TRABAJO, Dra Adarvelys Valor Elaboración de informes varios, consultas de medicina laboral, evaluación de puestos de trabajo.
(2016-2018) REDACTORA DE CONTENIDO WEB, Freelance
(2015-2016) PREPARADORA, Catedra de Fisiopatología UCV
Publicaciones e investigaciones: (2016) PUBLICACIÓN. MAYARO: La cuarta arbovirosis de relevancia médica descrita en Venezuela. Bol Venez Infectol Vol. 27-N°2, julio-diciembre 2016.

Número de colegiado
MPPS(Ministerio del Poder Popular para la Salud): 128044
CMDM(Colegio de Medicos del Distrito Metropolitano): 37088

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account