Parto

Cómo se mide el nivel de estrés del bebé en el parto

Durante el parto, no es la mujer la única que lo pasa mal. El bebé también puede sufrir por diversos motivos y uno de los más comunes es el estrés. Sí, sí, el bebé también puede sufrir estrés durante el parto. Este estrés que sufre el feto durante el parto es también denominado pérdida del bienestar fetal.

En qué consiste el estrés fetal del parto

New Africa || Shutterstock

Pero ¿por qué sufre estrés el bebé durante el parto? Pues bien, normalmente, se da cuando existe algún problema con la placenta o cuando se da un problema circulatorio que impide que el bebé disfrute del oxígeno necesario. Normalmente, este problema circulatorio se da debido a las contracciones de la madre, ya que el útero se estrecha en cada contracción y eso hace que el bebé no reciba todo el oxígeno necesario.



Hoy nos queremos centrarnos este tema, el estrés fetal en el parto. En este post, queremos hablaros del estrés que sufre el bebé debido a, mayormente, las contracciones y también queremos hablaros de cómo se mide ese nivel de estrés en el bebé, tanto durante como tras el parto.

Tenemos que aclarar que cuando el estrés viene causado por una falta de oxígeno debido a las contracciones finales del embarazo llega incluso a beneficiar al bebé, si los niveles son los habituales. Esto se debe a que este estrés suele propiciar que el bebé “ayude” a su propia expulsión. Ya que durante las dilataciones se activan unas determinadas hormonas que ayudan a la adaptación del bebé a la vida exterior.

Igual de importante es saber por qué se estresa el bebé en el parto que conocer las pruebas que miden este nivel de estrés. Por eso, queremos hablar de las pruebas más comunes que se realizan para comprobar qué nivel de estrés padece el bebé.

Clases de placentas en la mujer embarazada

Syda Productions || Shutterstock

Pruebas para medir el nivel de estrés del bebé

Durante el parto, los profesionales que atienden a la mujer embarazada tienen especial cuidado con la salud del bebé. Por eso, hay varias pruebas que realizan con mucho cuidado para comprobar su nivel de estrés y para asegurarse así de tomar las medidas necesarias si fuera un nivel desorbitado. Durante el parto, la prueba que se realiza es la siguiente:

  1. Monitorización de la madre: esta prueba es la más básica y sencilla. Consiste en monitorizar a la madre para controlar así las contracciones y la frecuencia cardíaca del bebé. Así, los profesionales de la salud comprueban si todo va bien o no.
  2. Valoración del pH del bebé: esta es otra de las pruebas que sirven para medir el nivel de estrés del bebé en el parto, esta valoración se hace mediante un análisis de sangre. Este análisis se realiza cuando se registran signos de estrés y se lleva a cabo mediante un leve pinchazo en el bebé para extraer así sangre. Si el pH es bajo, significa que el estrés es alto y que ya se habla de falta de bienestar fetal.
  3. Esta misma valoración del pH se puede hacer midiendo la acidez de la sangre del cordón umbilical. Así se comprueba si el bebé ha estado expuesto durante un periodo de tiempo prolongado a una falta de oxígeno.

Por último, cabe especificar que a este estrés solo se ven sometidos aquellos bebés que nacen o que intentan nacer mediante parto vaginal. Cuando el parto tiene lugar mediante la cesárea, el bebé no sufre estrés fetal y no se adapta igual al medio exterior. Así, los bebés que nacen por cesárea permanecen inmediatamente piel con piel con su madre porque este contacto les ayuda a que se estabilice su respiración y su ritmo cardíaco.

Forgot your details?