El recién nacido

Parto

¿Para qué se mide el pH del cuero cabelludo del bebé en el parto?

La mujer embarazada se ve sometida a muy diversas pruebas para comprobar que todo funciona correctamente en estos 9 meses. Estas pruebas se hacen tanto para comprobar que el embarazo va bien como para corroborar que tanto el bebé como la futura mamá se encuentran sanos y que no corren ningún tipo de riesgo en ningún momento. La medición del pH del cuero cabelludo del bebé en el parto es una de ellas.

Prueba del pH del bebé

Africa Studio || Shutterstock

Pero estas pruebas no acaban con el final del embarazo. Es decir, durante el parto también se realizan diferentes pruebas para comprobar tanto a la madre como al bebé. Por ejemplo, una de las pruebas comunes que tienen lugar durante el parto se trata de la monitorización de la madre. A través de esta prueba de los monitores al final del embarazo se puede vigilar que tanto la madre como el bebé estén bien durante todo el trabajo del parto.

Aunque esta prueba médica del embarazo es muy usada, no asegura que el bebé no esté sufriendo por diversas maneras. Por eso, hoy queremos hablaros de una prueba fundamental que se realiza durante el parto para comprobar que nuestro bebé esté bien. Esta prueba es el determinado examen del pH del cuero cabelludo fetal o prueba del pH de sufrimiento fetal.

¿Para qué sirve el examen del pH del cuero cabelludo fetal y cómo se realiza?

Como hemos adelantado, este examen es fundamental para corroborar que todo va bien para el bebé durante el parto, ya que se realiza para comprobar si el bebé está recibiendo todo el oxígeno que necesita o no.

Como decíamos anteriormente, tras el embarazo y durante el parto se monitoriza a la madre para comprobar que ambos están bien, ya que se controla la frecuencia cardíaca de ambos y la frecuencia y la intensidad de las contracciones. Pero si la monitorización da pie a que se piense que existe sufrimiento fetal, se pasa a realizar esta prueba de ph en el parto. Así se sabrá si el problema es la falta de oxígeno.



Ya que es una prueba que se suele realizar con bastante frecuencia, queremos adelantaros en qué consiste para que no sintáis ningún tipo de temor si, llegado el momento, tenéis que realizarla.

El pH del cuero cabelludo del bebé en el parto se realiza de la siguiente manera, la introducción de un espéculo para obtener una pequeña muestra de sangre del cuero cabelludo del bebé. Es una prueba muy rápida y sencilla. De hecho, es tan sencilla que muchas personas la comparan con la realización de un análisis para comprobar el azúcar en sangre.

Monitorización fetal en el parto

Dmitry Melnikov || Shutterstock

Tras esta pequeña extracción, se realiza un análisis de esa sangre con la mayor urgencia posible. Si la prueba demuestra que su pH está alterado, lo más habitual es que el médico proceda a realizar el parto mediante una cesárea de urgencias para evitar así posibles lesiones en el feto.

Muchas futuras mamás se cuestionan si esta prueba es dolorosa y tenemos que aclarar que no lo es en absoluto. En primer lugar, seguramente tendréis ya la epidural puesta. Pero si no es así, lo que notaréis será la misma sensación que se siente durante las típicas exploraciones vaginales que realizan los ginecólogos, solo que un poco más prolongado en el tiempo. De hecho, se realiza en la misma posición que dichas exploraciones.

Por otro lado, es necesario saber que esta prueba solo puede realizarse si el cuello uterino tiene una dilatación mínima de 3 o 4 centímetros. Ya que en un cuello uterino con menor dilatación es imposible extraer la muestra de sangre. Ante cualquier duda sobre esta prueba consulta con tu especialista y que te explique detalladamente todo sobre ella y cuál es el procedimiento a seguir.

Por último, es importante saber que es un examen que, además de sencillo y fácil, es muy rápido. La durante de este procedimiento es de tan solo 5 minutos, más o menos. Por lo que no obstaculizará el trabajo del parto en ningún momento.

Forgot your details?