Cómo tapar al recién nacido para dormir

La imposibilidad de regular su propia temperatura es uno de los motivos por los que es importante saber tapar al bebé cuando duerme y descansa. Por ello y teniendo en cuenta esto es necesario saber cómo tapar al recién nacido para dormir. A continuación te damos algunos tips para saber cómo arropar al bebé en la cuna, presta especial atención.

Tips para abrigar al bebé en la cuna

Natalia Deriabina || Shutterstock

Consejos para arropar al bebé en la cuna

Son muchas las cosas que debes tener en cuenta para velar por el sueño de tu peque, como seguir unas rutinas para que distinga entre la noche y el día, conocer cuál es la mejor postura para dormir con el recién nacido, como aprender a relajar al bebé para que duerma o cuáles son sus ciclos del sueño.

1. Objetos prohibidos a la hora de arropar al bebé en la cuna

Debemos dejar alejados por completo los objetos suaves y blandos, la ropa de cama suelta o cualquier objeto que pueda provocar asfixia o estrangulamiento. En este grupo entrarían algunos elementos conocidos como los edredones, cobertores, colchas, mantas, juguetes o protectores de cuna que se sujetan en las barandillas de la cuna. Todos estos objetos pueden ser peligrosos. Un bebé se mueve mucho durmiendo, pero al mismo tiempo es torpe con su cuerpo, pues no controla bien sus extremidades. Quedarse atrapado puede ser bastante fácil para ellos.

2. La mejor ropa para la noche del bebé

Si quieres hacer las cosas bien tras el embarazo y el parto, fíjate bien en cuál es la mejor ropa para tapar a tu bebé por la noche. Vestir al recién nacido en los meses más fríos, lo mejor será que vistas a tu bebé con un body. Este body debe ser de algodón 100%, para que la piel de tu hijo pueda transpirar sin problemas. También podrás añadir un pijama para garantizar el sueño del niño. Escoge un pijama que le cubra los pies, así, si se mueve, no le entrará demasiado frío en el cuerpo.

En los días en los que el frío no sea excesivo, tan sólo necesitarás un body o pijama ligero, de esos de temporada. Aunque comentábamos que en un momento dado se puede envolver al bebé, lo mejor es dejar las mantas y edredones fuera de la cuna del recién nacido.


FamVeld

3. La alternativa a las mantas

Una alternativa interesante serían los sacos de dormir para bebés. Hay modelos muy variados, teniendo también los sacos de verano y los de invierno.

En el mercado podrás encontrar sacos 2 en 1. Por un lado sirven para la cuna. Por otro, son pieza que también podrás incluir en los capazos, sillas de paseo o incluso en el maxicosi. Sin duda es un buen producto para arropar al bebé. Es más, hay modelos que se convierten en cambiadores ¿qué más podemos pedir?

En cuanto a cuándo podemos dejar estas cosas y usar mantas y demás ropa de cama durante toda la noche, algunos especialistas señalan que no lo recomiendan hasta los 18 meses de edad. Aún así, en ese momento tampoco es bueno hacerlo en exceso.

4. Los riesgos de abrigar demasiado al bebé

Por último, un consejos más a la hora de tapar al recién nacido o al bebé de pocos meses que no debes excederte a la hora de abrigarlo. Cuidado, que además de no ser recomendable taparlos tan pronto, también tenemos que ser cautelosos con la ropa para protegerlos del frío ¿Sabías que si tapamos en exceso a un bebé podemos provocarle fiebre? Esto es debido a que un recién nacido no es capaz de regular su temperatura. Si se les abriga demasiado, su temperatura subirá demasiado, incluso generándoles fiebre.

Otro de los problemas derivados a un exceso de ropa para dormir es la sudamina o miliaria. Se trata de una erupción en la piel relacionada con el calor. Asimismo, en los bebés prematuros, un exceso de ropa a la hora de dormir puede hacer que sea más complicado que ganen peso.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account