El embarazo

Contraindicaciones de los masajes en el embarazo que desconocías

La perspectiva de unas manos profesionales masajeando nuestro cuello o espalda, tan doloridos por el estrés y por los cambios que está protagonizando nuestro cuerpo estando embarazadas, es casi una imagen idílica. Incluso, sólo imaginarlo ya nos produce una sensación de bienestar. Sin embargo, antes de pedir una cita, mejor que tomes nota de estas contraindicaciones de los masajes en el embarazo que desconocías.



Contras de los masajes en el embarazo

Africa Studio || Shutterstock

Para empezar, si estás en el primer trimestre lo más inteligente es que tengas un poco de paciencia y retrases esta iniciativa. Es el momento en el que las contras de los masajes en la embarazada son mayores porque hay más riesgo de aborto espontáneo. En todo caso, no dejes nunca de consultar antes con tu ginecólogo para asegurarte. En principio, el cuello y los hombros son zonas libres de problemas, pero aún así, mejor que lo comentes.

Listado de contraindicaciones y riesgos de los masajes en la embarazada

Por un lado, te enunciamos las contraindicaciones de los masajes en la embarazada, aquellas situaciones en las que debes renunciar a hacerte este tipo de tratamientos. Las principales son:

  • En los embarazos múltiples o cualquier gestación que sea considerada de alto riesgo.
  • Las mujeres que tienen posibilidades de parto prematuro, ya que son varios los puntos del cuerpo que al ser masajeados pueden estimular las contracciones uterinas. Algunos pueden sorprenderte. Como ejemplo, muchos fisioterapeutas consideran que no se debe masajear el área comprendida entre el hueso del tobillo y el talón pues está relacionada con el útero y la vagina.
  • Las diagnosticadas de preeclampsia o eclampsia. De forma genérica, no es recomendable para las hipertensas y aquellas que presenten problemas cardiacos.
  • Otra de las contraindicaciones de los masajes en el embarazo es si hay bajo peso en la madre.
  • Tampoco es conveniente en el caso de embarazadas diabéticas.
  • Si la mujer presenta sangrado vaginal o desprendimiento de placenta.
  • Prohibido masajear sobre cicatrices, inflamaciones, varices y hematomas o cualquier lesión en la piel. En estos casos, sólo está contraindicado en la parte que presenta el problema, no en el resto del cuerpo.

Existen, además, riesgos de los masajes en el embarazo en momentos concretos: cuando tienes dolor abdominal, con fiebre, si tienes náuseas y vómitos o cualquier dolor inusual. Durante los días que sientas cualquiera de estas molestias, renuncia a los masajes en el embarazo y a tu cita con el masajista.

Riesgos de los masajes en la mujer embarazada

portumen || Shutterstock

Precauciones para hacerse un masaje durante el embarazo

Aunque hayas leído con alivio los supuestos anteriores porque has comprobado que tú no estás incluida en ninguno de ellos, no debes olvidar que hay determinadas precauciones para hacerse un masaje durante el embarazo que todas debemos seguir.  Son estos básicamente:

  • Consultar a tu médico sobre qué tipo de masaje para embarazadas y en qué zonas puedes hacerte, cada embarazada presenta unas circunstancias.
  • Ponte en manos de masajistas especializados en embarazadas, que esté familiarizado con las medidas de higiene y seguridad que necesitas.
  • Evita los masajes con productos aromatizados, ya que hay ciertos productos que pueden atravesar la barrera placentaria y resultar contraproducentes para el bebé. Incluso a ti te pueden resultar molestos si has desarrollado sensibilidad a los olores.
  • La mejor postura para recibir masajes es recostada del lado izquierdo, para que la vena cava no esté presionada. Tampoco es conveniente el uso de camas específicas para embarazadas, esas que tienen un agujero para la tripa y el pecho, ya que se genera presión en la espalda.
  • Evita cualquier masaje con calor, ni en forma de vendas calientes, ni vapores, ceras, saunas o barro.
  • Nunca se debe ejercer una presión fuerte en tus piernas, ya que se puede provocar un desplazamiento de coágulos en caso de tenerlos.

Siguiendo estas pautas, pones medidas para combatir todas las contraindicaciones de los masajes en el embarazo que desconocías y puedes disfrutarlos tranquila.

Forgot your details?