Parto

Diferencias entre el parto vaginal y la cesárea

Son muchas las preocupaciones de una mujer embarazada. Pero una de las principales incumbe al momento del parto, es decir, son muchas las dudas a la hora de elegir la forma de dar a luz. Muchas mujeres se preguntan las diferencias entre el parto vaginal y el parto abdominal, también conocido como parto por cesárea. ¿Cuál es menos doloroso? ¿Duran ambos por igual? ¿Qué tipo de parto beneficia más a la madre? ¿Qué tipo de parto beneficia más al bebé? ¿Cuál es el más recomendado? Para esclarecer un poco todas estas dudas que se suelen dar, vamos a hablar en este post de estos dos tipos de parto, descubre las diferencias entre el parto vaginal y la cesárea a continuación:

¿Son iguales el parto vaginal y el parto por cesárea?

VGstockstudio || Shutterstock

Diferencias entre el parto vaginal y el parto abdominal

Hoy en día, cada vez está más extendido dar a luz mediante el procedimiento de la cesárea por las facilidades que tiene para la mujer tras el embarazo. Pero siempre se ha dado a luz mediante el parto vaginal y eso es algo que sigue estando en la cúspide, ya que muchas mujeres encuentran bonito el hecho de dar a luz como se ha hecho durante tantísimos siglos.

Por otro lado, se suele acudir a la cesárea cuando surge una complicación en el parto. Pero también es cierto que son muchas las mujeres que hoy en día programan su parto mediante cesárea. Esta es una de las ventajas del parto abdominal, que se puede programar. Además, el procedimiento quirúrgico de la cesárea suele durar unos 45 minutos, a diferencia del parto vaginal que puede durar horas y horas.

Aparte de todo esto, la cesárea no supone la dilatación del parto vaginal, por lo que no es tan dolorosa. Pero, contrarrestando, lo cierto es que la recuperación de la herida del abdomen es más lenta y hay un sangrado mayor que en el parto vaginal. Por lo que hay que ser más cuidadosos porque hay mayor riesgo de infecciones. Además, la cesárea dificulta la lactancia materna y priva al bebé de las bacterias buenas del canal vaginal. Por otro lado, tiene su punto positivo que se utilice anestesia para la cesárea.



En cuanto a una de las ventajas del parto vaginal para el bebés es que aporta las bacterias buenas que se encuentran en el canal del parto, como ya hemos dicho anteriormente. Además, se trata de un proceso natural y facilita la lactancia materna. Por otro lado, es cierto que esta forma de dar a luz es más dolorosa que el parto abdominal y suele durar horas. Al contrario que la cesárea, la recuperación de un parto vaginal es más rápida y mucho menos dolorosa, por lo que es un gran punto a favor.

Ventajas del parto normal para la madre y el bebé

Africa Studio || Shutterstock

Asimismo, el parto vaginal crea una incertidumbre continua. Ya que, aunque haya una fecha de salida de cuentas, no se sabe con exactitud qué día va a tener lugar el nacimiento del bebé y llegará al mundo. Por lo que será una sorpresa no programada.

También hay que tener en cuenta que el parto vaginal es un tanto más peligroso para la mujer, ya que puede causar desgarros o infecciones. Pero con los cuidados correctos no habrá ningún problema para tratar estas afecciones tras el parto.

Una última e importante diferencia entre el parto vaginal y el parto abdominal es que en ambos partos es que durante el parto abdominal no siempre puede haber un acompañante en la sala, ya que, al fin y al cabo, se trata de una intervención quirúrgica. En cambio, durante el parto vaginal puede haber varios acompañantes en el momento de dar a luz. Y esto es algo muy importante porque el momento del parto es un instante muy bonito y también aterrador para muchas mujeres, por lo que prefieren estar acompañadas en todo momento.

Ante cualquier duda sobre la diferencias entre el parto vaginal y la cesárea, no dudes en preguntar a tu especialista o a la matrona y despejar así todas las dudas que tengas sobre la forma de dar a luz.

Forgot your details?