El embarazo

Toda la información sobre el síndrome de negación del embarazo

No aceptar que vas a tener un hijo, negarlo hasta el límite de no ser consciente de estar embarazada, no asumirlo… ¿sabes realmente qué es el síndrome de negación del embarazo? Es una patología que se produce en una mujer que no es consciente de su estado de gestación, no desarrolla la barriga e incluso tiene periodos menstruales con sangrados hasta poco antes de dar a luz, así es el síndrome de negación del embarazo.

Embarazo negado

Africa Studio || Shutterstock

¿En qué consiste el trastorno de negación del embarazo?

Este padecimiento es diferente al embarazo críptico, que sería el no saber que has concebido hasta poco antes de dar a luz. Estamos ante dos razones de peso por lo que puedes no saber que estás embarazada y que son más frecuentes de que puedes pensar.

El trastorno de negación del embarazo destaca por tener unos síntomas que lo hace característico y fácil de distinguir en gestantes, sobre todo las de primer primogénito cuando se tiene poca edad en el embarazo. Además los síntomas del embarazo en sí se minimizan o se atribuyen a otros malestares.

Una patología reconocida como tal y que es bastante misteriosa, pues incluso puede desembocar en situaciones algo dramáticas de la embarazada y los amigos o familiares. Aunque la mujer sabe que está embarazada, incluso que está pasando el tiempo, no es consciente puramente de ello.

Puede que, incluso ni su entorno perciba que está embarazada y que no manifieste ninguna molestia propia a nivel físico. Es un síndrome que anula o niega la realidad de la mujer en estado de gestación, por diferentes motivos según la persona, y al ignorar esos cambios que deberían realizarse, a veces puede poner en peligro la vida del bebé en su interior.

Grados de negación del embarazo

Este trastorno puede darse en diferentes niveles de gravedad, pues lo podemos presenciar desde una negación parcial donde la mujer no acepta la realidad de su embarazo hasta que pasan varios meses de gestación, hasta una negación total, donde se produce un total desconocimiento que se puede prolongar hasta el momento del parto. Este último caso puede derivar en consecuencias altamente negativas para el feto.



Es un síndrome contrario al embarazo psicológico, pues en éste al no estar embarazada si se producen síntomas propios de la gestación, tanto físicos como mentales, y en el síndrome de negación del embarazo, todo lo opuesto, la mente produce un engaño que llega a desconcertar incluso a profesionales médicos.

Cambios anatómicos y de sueño durante el embarazo

Africa Studio || Shutterstock

Es más fácil de tratar una aceptación de algo que no existe que cambiar una negación tan brutal como sería este síndrome, pues es algo tan obvio el embarazo a nivel físico que no se puede tratar que la mente no lo esté asimilando.

Se trata de una desconexión total, una patología muy grave que, en casos extremos, al no ser la madre consciente se ha llegado al día del parto por sorpresa, sin saberlo ni esperarlo, y éstas han llegado a abandonar o incluso matar, voluntaria o involuntariamente, a sus bebés.

Casos muy notorios de negación total como este ejemplo o negación parcial donde las madres llegan a aceptar, gracias a ayuda psicológica, que están en esa nueva situación y se adaptan al panorama con más facilidad, aunque los meses anteriores hayan podido suponer un riesgo por el descuido en su embarazo.

Estas mujeres no engordan, por lo tanto el aumento de peso en el embarazo no se hace evidente, o engordan solo unos kilos, sin que sea una notificación a su entorno de embarazo, sino más bien de aumento de peso. Su vientre no se dilata o se dilata en menor medida en comparación con una embarazada normal y no tiene apenas trastornos propios de la gestación como mareos o vómitos.

Aunque el tema no está lo suficientemente estudiado, hay varias teorías ya en plena investigación para poder sacar en claro cuál es el origen de dicho síndrome en las mujeres.

Forgot your details?