El embarazo

Descubre cuáles son los tipos de placenta en el embarazo

La placenta es el órgano más importante para el desarrollo del feto dentro del vientre materno. Se forma a partir de la implantación del embrión en el útero y su función es mantener la vida que alberga hasta la llegada del parto. Si hablamos de la placenta es fundamental también que determinemos cuáles son tipos de placenta que existen y sus posibles complicaciones.



Clasificación de placentas en la gestación

Syda Productions || Shutterstock

Clases de placenta

La clasificación de la placenta se determina según la posición que ocupa dentro del útero. Según esta condición el primer tipo de placenta que nos encontramos y del cual derivan la gran mayoría de tipologías de placentas, es la placenta previa. La placenta previa se produce cuando el óvulo fecundado se instala en la parte baja del útero o en las zonas más próximas al cuello uterino. Esta circunstancia no presenta síntomas, pero puede producir complicaciones en el embarazo. De la placenta previa se deriva la tipología de las placentas:

  1. Placenta acreta: en este caso la placenta se adhiere muy profundamente en el útero más allá de la superficie endometrial y de manera muy firme. La placenta acreta es una complicación solo se detecta en el momento del parto.
  2. Placenta percreta: es cuando la placenta se extiende de tal manera que puede llegar a adherirse a otros órganos como, por ejemplo, la vejiga. Esta es la complicación menos habitual en relación a la placenta previa.
  3. Placenta increta: esta placenta se adhiere con mayor profundidad a la pared del útero, así como al músculo uterino.
  4. Placenta previa total o completa: también conocida como placenta tipo I. Se produce cuando este órgano cubre la totalidad del cuello uterino.
  5. Placenta previa parcial: conocida como placenta de tipo II. Surge cuando la placenta cubre el cuello uterino, pero de manera parcial.
  6. Placenta previa marginal o de tipo III: en esta caso, la placenta cree en la base del cuello del útero ejerciendo presión sobre él, pero sin llegar a cubrirlo.
  7. Placenta lateral o de tipo IV: la placenta se comienza a ver en el borde del cuello uterino durante las primera fase del embarazo. Permite grandes posibilidades de tener un parto vaginal.
  8. Placenta biovulada: este tipo de placenta previa es la que presenta una masa única cotiledónea que tiene dos tipos de lobulaciones y con dependencia circulatoria.
  9. Placenta bipartida: en este tipo de placenta se pueden observar dos masas de placenta o discos enlazados entre sí por una especie de puente. Su sistema circulatorio es independiente, ya que carece de vasos sanguíneos.
  10. Placenta abrupta: consiste en la separación repentina de la placenta y de manera prematura. Vigila las pérdidas de sangre aunque se produzcan sin dolor. Ante cualquier duda acude a tu médico quien te hará una ecografía y vigilará el estado del bebé y el tuyo ante la pérdida de sangre.
Clases de placentas en la mujer embarazada

Syda Productions || Shutterstock

Cómo tratar la placenta previa en el embarazo

Como hemos mencionado anteriormente las clases de placenta en el embarazo se determinan según la posición que este órgano ocupa dentro del útero. Para corregir los tipos de placenta que hemos visto se pueden tomar una serie de medidas, tales como:

  • Reposo en el embarazo parcial o total de la madre.
  • Ausencia de relaciones sexuales.
  • Corrección de la posición de la placenta por medio de una ecografía transvaginal en donde se introduce una sonda especial en la vagina para captar la vista interna del cuello del útero y la cavidad vaginal.

Ahora que ya sabes cuáles son los tipos de placenta en el embarazo ya puedes observar con detenimiento tu evolución para tomar medidas a tiempo y corregir su posición. Siempre que tengas pérdidas con dolor o sin dolor no tengas miedo de acudir al hospital más cercano.

Forgot your details?