Embarazo a partir de los 40 años

Quedarse embarazada a partir de los 40 años era, hace unas décadas, algo inusual pero hoy en día es muy común. Estos embarazos tardíos conllevan riesgos tanto para la madre como para el bebé pero gracias a los avances registrados en la medicina y la obstetricia, la mayoría se desarrollan sin complicaciones.



En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística,  un 6,5 % de los nacimientos que se produjeron durante el primer semestre del 2013 fueron de madres de más de 40 años, y se trata de una constante que va en aumento tanto en Latinoamérica como en Europa. Cada vez son más las mujeres que desafían en reloj biológico, retrasan el embarazo y la maternidad para afianzarse laboralmente, encontrar la pareja ideal o iniciar una segunda familia.

Alimentación | Molestias frecuentes | Cambios en la mujer 

Los embarazos tardíos conllevan ciertos riesgos que  los avances actuales consiguen, en la mayoría de los casos,  erradicar o reducir a las mínimas consecuencias, aunque de ello también depende mucho el estado de salud de la madre.

DUDAS
¿Qué cambia si eres madre a los 20, a los 30 o los 40?
¿Estoy embarazada?

Diferencias notables entre el embarazo a los 20, los 30 y los 40

¿Se vive igual el embarazo a los 22 que a los 44 años? No, por ello exponemos las diferencias más destacables entre el embarazo a los 20, los 30 y los 40.

Consecuencias de la maternidad pasados los 40 años

  • Deterioro de la fertilidad

    Una de las principales consecuencias que has de tener muy en cuenta, si has decidido posponer tu embarazo para después de los 40 años, es que las dificultades para concebir van a ser mucho mayores. Según los expertos, la tasa de esterilidad a partir de los 40 años se sitúa en torno al 75-80%. El reloj biológico femenino empieza a funcionar con la primera menstruación y se detiene con la menopausia. Entre los 20 y 27 años se considera la edad ideal para concebir, y entre los 30 y los 35 la fertilidad comienza a disminuir paulatinamente hasta situarse las posibilidades de concebir en torno a un 15%.

  • Aumento del riesgo de aborto

    La tasa de abortos entre las embarazadas entre 40 y 44 años, según los expertos, se sitúa en el 70% porque la función ovárica se deteriora y provoca fallos en la implantación del embrión en el útero materno. Pero no te obsesiones, la mayoría de los embarazos que terminan en aborto no eran normales, no vas a abortar por subir escaleras, por ir a trabajar o por salir una noche, debes tratar de hacer vida normal, siguiendo las indicaciones de tu médico.
    Según los estudios la mitad de las mujeres de más de 40 años tienen problemas de fertilidad y la probabilidad de quedarse embarazada durante el primer año es del 40-50%

Posibles riesgos del embarazo a partir de los 40 años

Superadas las barreras de la dificultad para concebir y el riesgo de aborto,  los principales riesgos a los que te puedes enfrentar son los siguientes:

  • Dolencias comunes

    Las dolencias habituales van a ser las mismas para las mamás mayores de 40 que para las de treinta, todas tienen los mismos problemas de dolores de espalda, hinchazón de pies y tobillos, incontinencia urinaria, vómitos, estreñimiento…etc. Todas estas dolencias no significan que “estés mayor”, son molestias normales del embarazo. Lo único que debes hacer es cuidarte porque la salud de tu bebé depende directamente de la tuya.

  • Síndrome de Down

    Con los años aumenta el riesgo de tener un bebé con este problema provocado por la presencia de un cromosoma extra, pero las pruebas para detectarlo han avanzado mucho y tienen un alto porcentaje de fiabilidad. Debes tener en cuenta que  alguna de estas pruebas, como la amniocentesis, de la que hablaremos más adelante, conlleva un pequeño riesgo de aborto.


  • Diabetes gestacional

    Es un desarreglo del nivel de azúcar en sangre que se padece durante el embarazo y desaparece con el parto , aunque incrementa las posibilidades de padecer esta enfermedad en un futuro. La diabetes gestacional afecta a entre el 2 y el 4% de las futuras mamás ,  y son más propensas las mayores de 35, las que tienen antecedentes familiares y las mamás con un embarazo gemelar o múltiple. Raramente presenta síntomas,  y si lo hace es de manera muy sutil, por lo que resulta muy difícil su detección, lo normal es sentirse fatigada o tener mucha sed. Generalmente se detecta mediante una prueba de glucosa que se suele realizar entre la semana 24 y 28 de gestación.

  • Parto prematuro

    Según los estudios, el porcentaje de partos prematuros en madres de más de 40 años ronda el 40%, también es más probable tener niños de bajo peso al nacer, pero eso no debe preocuparte demasiado, con unos buenos cuidados prenatales no tiene porqué ocurrir nada.

  • Mayor posibilidad de mellizos

    La incidencia de mellizos también es mayor en partos tardíos, porque las mujeres de más de 35 años liberan más de un ovocito por ciclo. Si estás embarazada de mellizos la posibilidad de tener un parto prematuro también aumenta considerablemente.

Las mejores posiciones para evitar el reflujo
Blog Actualidad

Embarazo a los 40 ¿Cómo debo prepararme?

Si bien los 40 años no es la edad recomendable para ser madre, muchas mujeres logran la ansiada concepción sin tener complicaciones. Te mostramos cuales son los cuidados para tu preparación
DUDAS

Detectando riesgos: la amniocentesis

Se trata de una de las principales técnicas más utilizadas hoy en día para detectar anomalías antes del nacimiento. Se recomienda realizarla entre la semana 15 y 17 del embarazo. Se realiza para saber con certeza si tu futuro bebé padece alguna anomalía cromosómica como síndrome de Down.

Esta prueba  se recomienda a todas las mujeres mayores de 35 años, pero es voluntaria porque presenta un pequeño riesgo de aborto, 1 entre cada 200 casos. Pasados los 5 días de la prueba el riesgo desaparece casi por completo.

Es una prueba ambulatoria que dura entre 20 y 40 minutos. En ella se inserta una agua a través de la pared abdominal hasta alcanzar el líquido amniótico, del cual se toma una muestra para su análisis, los resultados tardan entre 1 y 3 semanas. Durante la prueba el bebé está en todo momento controlado mediante una ecografía, a la madre se le aplica anestesia local en el vientre para evitar el dolor.

Antes de someterte a una amniocentesis reflexiona con tu pareja sobre qué harías si tu bebé presentara alguna anomalía, y si os merece la pena o no pasar por ello

4 cosas que no sabías del embarazo a los 40
¿Estoy embarazada?

4 cosas que no sabías del embarazo a los 40

¿Las mujeres embarazadas a los 40 tienen los mismos síntomas? Lee las 4 cosas que no sabías del embarazo a los 40 e infórmate
DUDAS

Ventajas del embarazo a partir de los 40 años

Un embarazo tardío conlleva riesgos, es cierto,  pero no todo son inconvenientes. Las ventajas de un embarazo a partir de los 40 años son las siguientes:

Ventajas e inconvenientes de la maternidad tardia

Ventajas e inconvenientes de la maternidad tardía

Ser padres mayores de 35 años es habitual en España. Conoce las causas, los riesgos, las ventajas e inconvenientes de la maternidad tardía.
Blog Actualidad

Embarazada a los 40: Exámenes médicos previos

Para la maternidad debes someterte a exámenes ginecológicos que indican si algo no está funcionando bien en tu organismo. A los 40 años estas pruebas son doblemente importantes para llevar un embarazo saludable.
Miedo al parto desde el punto de vista del padre
Ser padre

La paternidad después de los 40 años

Nadie sueña en ser padre a los 40 años; pero ¿qué sucede cuando las circunstancias le ofrecen a un hombre la oportunidad de conocer la paternidad a esta edad? Aspectos laborales, personales o biológicos influyen o son decisivas en una concepción tardía.

¿Te has quedado embarazada a los 39? ¿Has sido madre a los 40 años? ¿Qué tal la experiencia? ¿Qué consejos darías a las futuras mamás tardías?

Forgot your details?