Parto

¿En qué consiste el parto vertical?

La posición para dar a luz ha ido evolucionando a lo largo de los años. De hecho, se ha llegado a demostrar que la colocación de la mujer en los paritorios para el alumbramiento no es la más adecuada. ¿Conoces lo que es el parto vertical? Hoy queremos enseñarte esta opción y sus ventajas a la hora del parto, sigue leyendo.



Dar a luz de pie

Natalia Deriabina || Shutterstock

Características del parto vertical

Son las propias mujeres embarazadas en las que, en circunstancias normales, deben escoger cuál es la posición más cómoda para dar a luz. Hay una serie de decisiones que se tienen que tomar en el embarazo y esta decisión entra dentro del contexto de lo que se considera como parto humanizado. En este sentido, es importante que sepas cuáles son tus opciones. El parto vertical es una alternativa por la que cada vez optan más mujeres.

¿Cuáles son las características del parto vertical? El alumbramiento se produce de pie y favoreciendo que la fuerza de la gravedad actúe a favor de la embarazada, así como del propio bebé. Es decir, la madre asume una colocación que permite el descenso correcto del niño por el canal vaginal.

Se trata del regreso a una costumbre milenaria en la que las mujeres daban a luz en posición vertical. No obstante, esta postura lleva consigo una controversia, ya que los profesionales médicos aseguran que no es la más adecuada para realizar su trabajo correctamente.

Diferentes posiciones para dar a luz de pie

El parto vertical tiene distintas variantes que no implican a la mujer tener que estar estrictamente de pie durante el trabajo del parto. Las posturas del parto vertical pueden ser:

  • Totalmente de pie: pasear, moverse y poder cambiar de postura hacen que la mujer esté más relajada y controle mejor la respiración. Cuando llegan las contracciones la embarazada puede pararse a fin de respirar más profundamente liberando así los analgésicos naturales de su propio cuerpo.
  • Sentada: las sillas para partos han sido incluidas en muchas clínicas y algunos hospitales debido a las ventajas de esta posición. La mujer mantiene el tronco erguido, pero sin que pese demasiado sobre las piernas.
  • Acurrucada: en esta posición la embarazada se acurruca apoyando sus brazos en los muslos y agarrándose las piernas. De esta forma, se ensancha al máximo el diámetro de la pelvis.
  • Agachada o sostenida: con las piernas flexionadas la mujer mantiene la espalda recta. La barriga se apoya sobre un soporte mientras otras personas sujetan a la embarazada por debajo de las axilas. Con esta postura se ejerce una presión menor sobre la cabeza del bebé debido a que la necesidad de empujar es bastante menos intensa.
Etapas del trabajo de parto

Africa Studio || Shutterstock

Listado de ventajas del parto de pie

El parto vertical conlleva una serie de beneficios tanto para la madre como para la salud del bebé.

  1. Se reduce el tiempo y el esfuerzo del trabajo del parto gracias a la fuerza de la gravedad.
  2. El dolor es bastante menos intenso, ya que la postura favorece el descenso del bebé por el canal del parto.
  3. Otra de las ventajas de dar a luz de pie es que disminuye la práctica de episiotomías.
  4. Facilita la dilatación y la expulsión.
  5. Disminuye el número de partos asistidos.
  6. Favorece la respiración de la madre en el parto al no haber presión sobre la caja torácica.
  7. Reduce la mortalidad materna.
  8. Mejora la oxigenación del bebé.
  9. Se producen menos traumas sobre la espalda de la mujer embarazada.

En España aún queda mucho trabajo por hacer en favor de los partos respetados. Y es que en nuestro país aún son muy pocos los hospitales públicos que apuestan por un parto natural y sin prisas. Si quieres un parto vertical busca información sobre aquellos centros en los que no tendrás problema para llevar a cabo tu decisión.

Forgot your details?