Bienestar

Masajes anticelulíticos en el embarazo para prevenir la celulitis

No te asustes, pero según todos los especialistas, cerca del 90% de las mujeres embarazadas tienen riesgo de desarrollar celulitis durante su embarazo ¿Imaginabas un dato tan contundente? Menos mal que hay métodos eficaces para, al menos, reducir la intensidad de este problema. Por eso te hablamos de los interesantes masajes anticelulíticos en el embarazo para prevenir la celulitis.



Cómo hacer masajes anticelulíticos en el embarazo

Saulich Elena || Shutterstock

Primero habría que señalar quiénes son los agentes que desencadenan la aparición de la tan odiada piel de naranja en nuestro cuerpo. Tres son los responsables directos: los cambios hormonales en el embarazo, la retención de líquidos y la acumulación de grasa en determinadas zonas. Con los masajes anticelulíticos en la embarazada tenemos gran parte de la batalla ganada, pero sin olvidar otras medidas imprescindibles: la ingesta de agua, una alimentación saludable y cierta actividad física.

5 Beneficios de los masajes anticelulíticos en la embarazada

Seguro que te estás preguntando si realmente hay alguna forma de mantener la celulitis a raya. Bueno, esto no es magia, no vas a conseguirlo sin esfuerzo. Aquí juegan tu genética y tu voluntad de manera paralela. Sin embargo, ciertos beneficios de los masajes anticelulíticos en la embarazada son indiscutibles como los siguientes:

  • Mejoran la circulación en el embarazo, sobre todo en una zona especialmente delicada como son las piernas.
  • Ayudan a eliminar toxinas de forma natural, ya que se reconducen los líquidos sobrantes hacia el canal sanguíneo.
  • Mejora el sistema inmunológico y con él, nuestras defensas frente a determinadas enfermedades.
  • Te obligan beber una cantidad de agua mayor, algo que beneficia al conjunto de tu organismo.
  • Evitan o hacen que sea más difícil la aparición de edemas, esa hinchazón de piernas tan típica de las embarazadas. Aunque no es un factor preocupante, sí es incómodo y molesto, por lo que es bienvenida cualquier solución que lo mantenga controlado.

Junto a estos beneficios de las masajes en el embarazo, hay otro añadido que también es importante. Si te ves mejor, más guapa, estarás más feliz y eso sólo puede ser bueno para tu embarazo. Te quitas una preocupación de la cabeza, lo que te permite centrarte en otras cuestiones más importantes.

Ventajas de los masajes anticelulíticos en el embarazo

Dmytro Zinkevych || Shutterstock

Cómo hacer un masaje anticelulítico durante el embarazo

Además de conocer los consejos básicos para prevenir la celulitis en el embarazo, debes saber que para que un masaje anticelulítico sea efectivo hay que ser muy constante. Lo ideal es hacértelo todos los días. Te proponemos que aproveches el momento de la ducha, antes, durante y después de la misma. Te mostramos cómo hacer masajes anticelulíticos durante el embarazo por ti misma, con toda seguridad y de forma sencilla. Estos son los pasos para realizar este tipo de masaje en la embarazada y no morir en el intento:

  1. Antes de empezar a ducharte, masajea suavemente con un guante de crin de los pies a las caderas. Los movimientos deben ser circulares y ascendentes. Puedes sentarte para acceder con comodidad a la parte inferior de las piernas. Incide en la zona de los tobillos, el interior de la rodilla y del muslo para activar los ganglios.
  2. Una vez bajo el agua, con el mismo guante, masajea muslos y caderas. Esto ayuda a eliminar células muertas y activa la circulación. No uses agua muy caliente, al menos en la zona de las piernas y procura acabar con un chorro tan frío como aguantes.
  3. Finaliza el masaje anticelulítico en el embarazo después de secarte bien la piel. Es el momento de hidratar la piel con crema, amasando un poco la piel mientras te la pones. Es cierto que las anticelulíticas habituales están prohibidas durante el embarazo, porque suelen contar con cafeína y aceites esenciales en su composición. Pero ya hay en el mercado muchas hechas sólo con productos naturales e inocuas en tu estado, consulta en tu farmacia y sabrán cuáles recomendarte.

Otra posibilidad es que sea un profesional quien te dé estos masajes anticelulíticos en el embarazo para prevenir la celulitis. Con cinco o seis sesiones será bastante, nunca más de uno a la semana.

Forgot your details?